Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush llega a Eslovenia en su última gira por Europa como presidente de EE UU

Visitará Alemania, Italia, Francia y Reino Unido, pero los principales líderes europeos tienen la vista puesta en su sucesor

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha llegado esta noche a Liubliana (Eslovenia) para participar en una cumbre de la Unión Europea en la que el programa nuclear iraní y el cambio climático serán los temas principales. La parada en Liubliana es la primera etapa de una gira de despedida por Europa que le llevará también a Alemania, Italia, Francia y el Reino Unido.

En esta cumbre Bush se reunirá con el presidente de turno del Consejo de la UE, el primer ministro esloveno Janez Jansa, así como con el Alto Representante Javier Solana y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Los principales líderes europeos ya tienen la vista puesta en el sucesor de Bush, que se despide en noviembre de la Casa Blanca.

El viaje de Bush acabará el 16 de junio. Después de participar mañana en la cumbre de la UE y EE UU en Liubliana, el mandatario norteamericano viajará a Alemania, Italia, Francia y Reino Unido, socios transatlánticos con los que todavía no ha tenido oportunidad de reunirse individualmente. Bush además visitará Irlanda del Norte y se reunirá con el Papa Benedicto XVI en el Vaticano.

Un dólar fuerte y nuevas tecnologías

Antes de su partida desde Washington, el presidente de EE UU ha anticipado algunos de los mensajes que transmitirá a los líderes europeos. Bush ha señalado que defenderá un dólar fuerte porque "conviene a EE UU y conviene al mundo".

Sin abandonar la economía, Bush también pretende transmitir a los europeos que son "demasiado dependientes de los hidrocarburos" y deben trabajar "para avanzar en tecnologías que ayuden a ser menos dependientes".

Trabajo pendiente en Afganistán

A menos de ocho meses para que Bush abandone la Casa Blanca, los líderes europeos esperan poner sobre la mesa los principales asuntos internacionales que involucran tanto a Washington como a la UE. El cambio climático, el desafío de Irán o las relaciones con Rusia son algunas de las cuestiones que más preocupan a ambos lados del Atlántico.

Bush también quiere plantear un mayor compromiso de los aliados hacia Afganistán, y abordar vías para alentar a Serbia a continuar el camino de la democratización y acelerar la integración de los Balcanes en las instituciones democráticas europeas.

Los mandatarios de ambos lados del Atlántico también repasarán la situación en Georgia y la iniciativa del presidente, Mijail Saakashvili, para entablar conversaciones con la región independentista de Abjasia.

El presidente estadounidense aprovechará para llamar la atención en torno al candidato republicano a sucederle, John McCain. Una reciente encuesta publicada por el diario británico Daily Telegraph muestra que los europeos prefieren claramente al candidato demócrata, Barack Obama, antes que al senador republicano. Según el sondeo, el 58% de los europeos preferiría al senador por Illinois como presidente de EE UU antes que McCain.