Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi da marcha atrás y descarta que la inmigración ilegal sea delito

Zapatero cuestionó en su reunión con el primer ministro italiano el uso de la vía penal contra la inmigración ilegal

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, ha reculado en su batalla contra la inmigración ilegal. Después de que en el primer Consejo de Ministros, el 21 de mayo, de esta legislatura, su Gobierno aprobara que la inmigración ilegal es un delito, ahora ha declarado que esta circunstancia "será un agravante" en caso de que se haya delinquido.

"Personalmente creo que no se puede perseguir a alguien por

la permanencia irregular en nuestro país, condenándolo con una pena, pero esta puede ser un agravante si comete un delito", ha dicho en una rueda de prensa tras reunirse con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.

La secesionista Liga Norte, el partido que más insistió en tipificar como delito la inmigración irregular, ha considerado la postura de Berlusconi una "traición a los electores", mientras que Walter Veltroni, líder del Partido Democrático, ha declarado que el primer ministro ha acabado dándoles la razón.

Berlusconi pone así freno a lo decidido por su propio gobierno en Nápoles y abre un enfrentamiento con la Liga Norte, el partido al que pertenece el ministro del Interior, Roberto Maroni.

La decisión inicial de Berlusconi, muy contestada desde su aprobación desde organismos internacionales y el Vaticano, está en trámite parlamentario. Cuando llegue a la Cámara será aprobada, ya que el coalición gobernante tiene mayoría absoluta.

Críticas de Zapatero

Entre las muchas críticas recibidas por la consideración de los sin papeles como delincuentes, ha estado la manifestada hoy por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien de paso ha rechazado que exista polémica alguna con Italia. Rodríguez Zapatero se ha reunido con Berlusconi en el marco de la cumbre que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) celebra en Roma.

Zapatero ha querido dejar claro que su Gobierno apuesta por la cooperación y el esfuerzo diplomático con los países de origen de los sin papeles. "Las respuestas legales pueden tener menor eficacia que la cooperación conjunta", ha asegurado el jefe del Ejecutivo español. "Hay que tener precaución de meter el Código Penal en el Código Civil", ha añadido.

El jefe del Ejecutivo español también ha expresado a Il Cavaliere la necesidad de coordinarse en el seno de la UE y evitar decisiones unilaterales que pueden afectar a terceros países.

El presidente reitera a Ban Ki Moon que no reconocerá a Kosovo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha ratificado al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, que España no reconocerá a Kosovo como Estado independiente. Según fuentes del Ejecutivo español, Zapatero y Ban Ki Moon se han reunido en Roma en la Cumbre de la FAO y han analizado, entre otras cuestiones, la situación de Kosovo tras su declaración de independencia. Zapatero ha insistido en el esfuerzo de España por preservar la paz en la región con la participación en la fuerza militar de la KFOR. En este sentido, el secretario general de las Naciones Unidas ha agradecido a España su contribución en Afganistán.

Más información