Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fujimori saldrá de la cárcel para tratarse de una enfermedad en la boca

El ex presidente peruano Alberto Fujimori podrá salir de la cárcel para hacerse análisis médicos y tratar la enfermedad que padece en la boca, según anunció ayer el tribunal que le juzga por violación de derechos humanos.

El presidente de la Sala Penal Especial de la Corte Suprema, César San Martín, aprobó la propuesta que los médicos del Instituto de Enfermedades Neoplásicas (INEN) presentaron ante el tribunal de trasladar al ex presidente al hospital para que se le puedan hacer las pruebas necesarias antes de operarle la lengua.

El entorno familiar de Fujimori y el Instituto de Medicina Legal (IML) han confirmado que el ex mandatario, de 69 años, padece una leucoplasia, trastorno en la membrana mucosa de la boca que puede derivar en cáncer. Tras conocer la enfermedad, el tribunal ordenó inmediatamente que se realicen pruebas para decidir si Fujimori necesita ser operado.

Según el plan médico presentado ayer, Fujimori será trasladado los martes, jueves y sábados al INEN, el principal hospital oncológico de Perú, para no perjudicar el desarrollo normal del juicio, programado habitualmente los lunes, miércoles y viernes.

El ex presidente recordó la semana pasada que le reapareció la leucoplasia que ya había padecido hace 10 años y que un médico le recetó un medicamento. Pocos días después, Fujimori sintió dolores intensos en la boca, sangrado de la lengua y un hematoma que se unieron a una gastroenterocolitis que obligaron a suspender una de las sesiones del juicio.

Fujimori afronta desde diciembre pasado un juicio por dos casos de violaciones de derechos humanos, que incluye la matanza de 25 personas en Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), y los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer poco después del autogolpe de Estado de 1992.

El ex gobernante, extraditado en 2007 por Chile, ha sido acusado por la fiscalía peruana como autor mediato de las matanzas, por lo que ha pedido para él 30 años de prisión.