Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder opositor de Zimbabue acepta la segunda vuelta de las presidenciales

Tsvangirai pide observadores internacionales para que el presidente Robert Mugabe no repita el fraude de la primera ronda.- El Gobierno descarta las condiciones y dice que los comicios se realizarán bajo las leyes vigentes

El líder de la oposición al Gobierno de Zimbabue, Morgan Tsvangirai, ha anunciado que participará en la segunda vuelta de las presidenciales, disputando el puesto a Robert Mugabe, que ha dirigido el país durante los últimos 28 años, desde que en 1980 logró la independencia. En la primera vuelta, celebrada el pasado 29 de marzo, fue ganada finalmente por Tsvangirai, líder del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), aunque los resultados definitivos sólo se conocieron hace una semana, tras un segundo recuento, lo que alimentó las sospechas de que el Gobierno perpetró un fraude masivo.

Tsvangirai, que ahora se encuentra en Suráfrica, obtuvo un 47,9% de los votos en las presidenciales, contra un 43,2% de Mugabe. No obstante, siempre ha sostenido que ganó abrumadoramente las elecciones y que Mugabe ha cocinado los resultados, de ahí la tardanza. Aunque denunció los resultados, que sólo fueron definitivos la semana pasada, ahora anuncia que participará en la segunda vuelta, pero pone condiciones: quiere observadores internacionales que supervisen los comicios y eviten un nuevo pucherazo; quiere acceso de la prensa, nacional e internacional; pide que no se celebren más allá del 24 de mayo; ha pedido que la Comunidad para el Desarrollo del África Austral despliegue soldados para asegurar una votación libre; y finalmente, ha pedido la remodelación de la Comisión Electoral, que ve como "desacreditada y partidaria del ZANU-PF", el partido de Mugabe.

"El MDC participará en la segunda vuelta. Estoy preparado. El pueblo está dispuesto al cambio y nosotros debemos hacer realidad su sueño", ha dicho Tsvangirai en rueda de prensa en Pretoria. "Queremos acceso sin trabas para todos los observadores internacionales, también para los medios, tanto para los nacionales como los internacionales", ha dicho. También ha pedido el fin de la violencia en el país, que ha tenido como objetivo, fundamentalmente, a los partidarios de la oposición a Mugabe.

Sin embargo, el ministro de Justicia, Patrick Chinamasa, ha restado importancia a las exigencias. "La segunda vuelta se realizará dentro del marco de la constitución y las leyes electorales. No habrá condiciones que estén fuera de ese marco", ha dicho el ministro a la agencia Reuters.

El MDC se impuso tanto en las presidenciales como en las parlamentarias, celebradas a la vez. En estas, consiguió que el partido de Mugabe, el ZANU-PF, perdiera la mayoría parlamentaria por primera vez desde la independencia.