Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Resurgen las protestas en China contra los supermercados franceses Carrefour

Cientos de chinos se concentran por todo el país ante los establecimientos de la firma, a la que acusan de financiar movimientos independentistas

Cientos de chinos con banderas nacionales han comenzado a manifestarse hoy frente a los supermercados de la firma francesa Carrefour en varias ciudades, con eslóganes contra la independencia del Tíbet y a favor de los Juegos Olímpicos y el boicot a la cadena de tiendas gala, ha informado hoy la prensa estatal.

La visita de varios emisarios del presidente francés, Nicolas Sarkozy, al país, después de la primera oleada de protestas en las que se pedía boicotear productos galos, no ha bastado para calmar los ánimos de algunos ciudadanos chinos contra Carrefour, a la que acusan de financiar movimientos independentistas

Las manifestaciones, que se están llevando a cabo en al menos tres ciudades (la central de Changsha, la suroriental de Fuzhou y la nororiental de Shenyang) fueron convocadas hace medio mes por foros de Internet chinos, y se suceden a las que hubo hace dos fines de semana también en supermercados de esta cadena.

En Changsha, según la agencia estatal de noticias Xinhua, varios cientos de manifestantes se concentraron hacia las 10.00 horas (4.00 hora peninsular española) frente a uno de los supermercados con pancartas en las que se podía leer lemas como "Oposición a la indepedencia del Tíbet", "Amor a China" o "La unidad es poder", mientras gritaban arengas.

En Fuzhou, unas 400 personas se han concentrado en la plaza cercana a un centro de Carrefour para "discutir formas de protesta", vigilados por 40 policías, informa Xinhua.

Descontento por la "campaña" contra los JJ OO

Tras las manifestaciones del 19 y 20 de abril en los Carrefour chinos, protagonizadas por miles de ciudadanos en media docena de ciudades -entre ellas Pekín- el Gobierno chino pidió a los ciudadanos que moderasen su postura y no amenazasen con ningún boicot.

Sin embargo, los portavoces del Ministerio de Asuntos Exteriores no condenaron los hechos e incluso calificaron de "normal" que los ciudadanos chinos expresasen su descontento con una "campaña" de sectores occidentales contra los Juegos Olímpicos de Pekín y la integridad territorial del gigante asiático.

Francia, junto con medios de comunicación como la cadena estadonidense CNN o la británica BBC, se ha convertido en uno de los principales objetivos de las protestas chinas, en parte por las amenazas de Sarkozy de boicotear la ceremonia de apertura de los Juegos y también por los incidentes durante el paso de la antorcha olímpica por París, a principios de abril.