Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los supuestos autores del atentado fallido contra Karzai se suicidan al ser acorralados

Tras una persecución policial con intercambio de disparos, se refugian en una casa y cinco de ellos se hacen estallar

Al menos cinco talibanes han muerto y otro ha sido detenido hoy durante la operación de asedio de las fuerzas de seguridad afganas a los supuestos autores del atentado fallido contra el presidente del país, Hamid Karzai.

La policía afgana esperaba capturar con vida a una decena de presuntos insurgentes talibanes que se refugiaron en una casa al oeste de la capital Kabul, según ha dicho el portavoz del Ministerio del Interior, Zemarai Bashar. Durante la operación, hubo intercambio de disparos hasta que se produjo una explosión en el interior de la vivienda. Cinco de los talibanes se inmolaron al ser acorralados por la policía. Las autoridades afganas tienen previsto ofrecer más información en una rueda de prensa.

El pasado fin de semana, los milicianos islamistas perpetraron un atentado fallido contra Karzai, en Kabul. Murieron seis personas. El intento de asesinato se produjo en un desfile solemne, con nutrida presencia de dignatarios, cerca del palacio presidencial. El propio Karzai lo calificó como un acto de "terror y desorden" de los "enemigos de Afganistán".

El presidente afgano ha sobrevivido a varios intentos de asesinato desde su llegada al poder en 2001. Karzai ha ofrecido repetidas propuestas de negociación a los guerrilleros, que han rechazado todas las iniciativas y han prometido derrocar al presidente y expulsar a los más de 5.000 soldados internacionales presentes en la zona.

Desde hace dos años y con creciente intensidad y eficacia, los talibanes plantan cara a las tropas internacionales y afganas en distintas regiones, a la vez que multiplican, con la colaboración de Al Qaeda, sus mortíferos atentados suicidas. Alrededor de 12.000 personas han muerto violentamente en ese tiempo.