Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestrado por piratas un atunero vasco en aguas de Somalia

En el 'Playa de Bakio' viajan 26 tripulantes, 13 de ellos españoles.-Un buque del Ministerio de Defensa se dirige a la zona del secuestro

El barco atunero congelador vasco Playa de Bakio ha sido asaltado este domingo por piratas mientras faenaba "parece ser" en aguas de Somalia, ha informado el departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno Vasco, que ha asegurado que los piratas se han hecho con el control del barco.

Al parecer, según esta fuente, los piratas han atacado con lanzagranadas la nave española, aunque no se han producido heridos entre los tripulantes del pesquero. Un total de 26 personas componen la tripulación del Playa de Bakio: 13 de origen africano y 13 de origen español -5 de ellos procedentes del País Vasco y 8 de Galicia, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

El Ejecutivo vasco ha asegurado que el barco ha sufrido "algunos daños" en el ataque, pero "se puede gobernar". Según las últimas informaciones facilitadas por esta fuente, el barco está siendo llevado a tierra a primera hora de la noche por los piratas.

El Ministerio de Defensa, por su parte, ha ordenado a uno de sus buques que se encontraban en las inmediaciones de las aguas territoriales somalíes que se dirija a la zona del secuestro. La Embajada de España en Kenia, con jurisdicción en Somalia, ha iniciado ya las primeras gestiones y contactos con las autoridades de la zona. Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha contactado con países aliados y amigos con presencia en el área.

Por otra parte, Defensa también se ha puesto en contacto con las autoridades militares de países con presencia militar en la zona con el objeto de obtener la colaboración de los mismos en todo lo que suponga apoyo logístico y ayuda en la localización del barco afectado.

Aguas sin control

Los piratas infestan las aguas del Océano Índico próximas a la región somalí de Puntland ante la práctica inexistencia de una armada somalí que patrulle sus aguas territoriales. El último asalto conocido tuvo lugar el pasado 4 de abril cuando el crucero de lujo Ponant fue secuestrado. Una semana más tarde los 30 tripulantes fueron liberados tras el pago de un rescate, y una operación de los comandos especiales franceses logró la detención de seis piratas.

En dichas aguas el año pasado se produjeron 31 ataques piratas registrados por International Maritime Bureau, órgano internacional que registra los casos de ataques en alta mar a buques comerciales. En esos ataques se registraron 154 secuestros.