_
_
_
_

La UE urge a China que inicie el diálogo sobre Tíbet

Pekín promete tratamiento médico gratuito para los heridos - Las familias de los fallecidos recibirán 18.097 euros

La Unión Europea ha llamado hoy a poner fin a la represión en Tíbet y ha pedido a China que abra un diálogo sobre los derechos culturales y religiosos tibetanos. A la salida de una reunión ministerial en la ciudad eslovena Brdo, el secretario de Asuntos Exteriores, David Miliband, ha informado de que el bloque de los 27 quiere que Pekín inicie conversaciones con el Dalai Lama, el líder espiritual tibetano, tras las revueltas que han dejado varios muertos.

La UE, que se apresta a difundir un comunicado conjunto, evitaría una referencia directa a la posibilidad de boicotear la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín en agosto, según fuentes diplomáticas, después de que varios países del bloque mostraran diferencias acerca de qué posición tomar.

Más información
Decenas de manifestantes pro Tíbet se concentran ante la Embajada de China en Madrid

"La UE condena todo tipo de violencia y muestra su respeto por las víctimas. Llama a un final de la represión y pide que las personas detenidas sean tratadas en conformidad con los estándares internacionales", según reseña un borrador del documento al que tuvo acceso Reuters.

Los ministros intentaban mostrar una línea unificada acerca de la supresión china de las protestas tibetanas pro independentistas, después de una semana de diferencias públicas acerca de si asistir o no a los Juegos.

China pagará compensaciones

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

China se ha ofrecido hoy a pagar una compensación a las familias de los civiles que murieron durante las revueltas en la capital tibetana, Lhasa, durante este mes, mientras continúa con su campaña de propaganda.

Cualquiera que resultase herido en el caos que invadió Lhasa tras días de manifestaciones lideradas por los monjes budistas recibirá tratamiento médico gratuito, ha informado la agencia de noticias estatal Xinhua.

Según las cifras del Gobierno, al menos 19 civiles murieron durante la jornada de violencia que se vivió en la región el 14 de marzo. Sus familias recibirán 200.000 yuanes (18.097 euros), ha dicho Xinhua. "Las medidas se tomarán para ayudar a que reparen las casas y tiendas dañadas durante las revueltas o para construir unas nuevas", ha señalado.

La mayoría de los arrestados son monjes y monjas budistasVídeo: ATLAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_