Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general croata Ante Gotovina, en el banquillo de los acusados por la matanza de la Krajina

El militar dirigió la 'operación Tormenta', que forzó al exilio a 200.000 serbios de la región

El general croata Ante Gotovina se sienta a partir de hoy en el banquillo de los acusados del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia de La Haya, acusado crímenes de guerra y contra la humanidad de la represión contra los serbios de la región de la Krajina en 1995. Gotovina, considerado durante mucho tiempo como un héroe para los croatas, dirigió la operación Tormenta, que forzó al éxodo de 200.000 serbios de la región, conquistada por los croatas en agosto de 1995.

Gotovina, de 52 años, detenido en España en 2005, comparece junto a otros dos generales relacionados con la operación, Ivan Cermak, de 58 años, y Mladen Markac, de 52. Los tres están acusados de crímenes de guerra y contra la humanidad, entre ellos asesinatos, persecuciones y deportaciones.

"Este proceso emana de la eliminación forzosa de los serbios de la región croata de la Krajina y de la destrucción de su comunidad en agosto de 1995", ha comenzado el fiscal, Alan Tieger, en la apertura del juicio.

La búsqueda de Gotovina por el TPIY comenzó en 2001, cuando fue acusado formalmente, fue capturado en la ciudad española de Tenerife, en las Islas Canarias, en diciembre de 2005, después de viajar por varios países usando identidades falsas.

La operación Tormenta fue llevada a cabo por el ejército croata para reconquistar la Krajina, tomada anteriormente por rebeldes serbo-croatas al calor de las guerras de la ex Yugoslavia. Según la acusación, soldados croatas obedeciendo a Gotovina asesinaron al menos a 37 serbo-croatas, incendiaron aldeas y atacaron a aquellos que trataban de huir. "Los soldados abrieron fuego contra grupos de civiles. Algunos fueron abatidos mientras huían de sus casas. Los cadavers se desparramaban por las calles. Algunas personas fueron ejecutadas y muchas tuvieron que ver como eran asesinados sus familiares", dice el texto de la acusación. Gotovina fue el military al mando de la ofensiva y conoció los abusos cometidos por sus soldados, pero eludió evitar estos crímenes o castigar a sus responsables, dice el fiscal.

Los tres acusados, que se han declarado no culpables, están acusados de participar en una acción criminal conjunta destinada a erradicar a la población serbia de la Krajina, utilizando para ello la violencia, la persecución y la destrucción de sus propiedades.