El Gobierno confía en que la renuncia sea "el comienzo del cambio"

Rajoy dice que la noticia sería "mucho mejor si cambiaran las cosas en Cuba"

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha declarado a Cadena SER que el Gobierno español tiene la esperanza de que la renuncia de Castro "abra una vía reformista" y que la noticia sea "l comienzo del cambio". Por su parte, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, ha comentado hoy que la renuncia de Fidel Castro a la presidencia de Cuba "podría ser" el comienzo del cambio en Cuba. En declaraciones a Radio Nacional Jiménez ha dicho que la renuncia es una "noticia importante que hay que medir con cautela". En su opinión, el cambio real puede "comenzar a implementarse", después de que Castro delegara temporalmente en su hermano Raúl en julio de 2006.

Más información

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se ha sumado a las declaraciones sobre la renuncia de Fidel diciendo a RNE que espera que la renuncia vaya "acompañada de apertura democrática". Blanco ha añadido que "desde España vamos a trabajar para que esto sea así".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado esperanzado en que la renuncia sea "el principio de la llegada de la democracia a Cuba" en una entrevista en Punto Radio. Para Rajoy, la noticia es "buena", aunque sería "mucho mejor si cambiaran las cosas en Cuba". El líder popular ha dicho también que "lo que todos queremos es que Cuba se convierta en una democracia".

Por su parte, el portavoz de Exteriores en el Congreso del PP, Gustavo de Arístegui, ha declarado que la renuncia es "un dato positivo", aunque ha pedido a las autoridades de la isla que se pongan "manos a la obra para negociar con la oposición, la disidencia y los presos políticos" la transición a la democracia. Arístegui ha añadido que "tampoco está especialmente contento" por la noticia, ya que se puede producir "una sucesión en la dictadura y no una transición democrática".

Desde Izquierda Unida, su coordinador general, Gaspar Llamazares, ha tildado de "esperada" la renuncia de Fidel Castro a la Jefatura del Estado Cubano, y considera que se trata de una decisión "tomada por los cubanos de manera soberana". Llamazares, en declaraciones a medios de la localidad cacereña de Miajadas, ha añadido que los cambios políticos, que se avecinan en Cuba a partir de la decisión tomada por Fidel Castro, deben decidirlos "los propios cubanos" sin que "interfieran" otras naciones. "Lo mejor" que pueda hacer España es, según ha señalado, "respetar" a los cubanos y "sus instrumentos soberanos".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

"Tengo un buen concepto de Raúl como hombre realista"

El expresidente de la Xunta y senador del PP, Manuel Fraga, ha dicho sentirse confiado en la etapa de transición que se abre ahora con la renuncia de Fidel. Para Fraga, Raúl Castro es un hombre capaz de liderar la apertura en el país. "Tengo un buen concepto de Raúl como hombre realista", ha dicho, "que si se le presenta una fórmula razonable de acuerdo con la disidencia, la buscará".

El embajador en Cuba, Carlos Alonso Zaldívar, también ha comentado la renuncia de Castro. Para el diplomático, el papel que España tendrá que desempeñar ahora es el de acompañamiento en este momento "de cambios", al igual que se ha venido haciendo desde que Castro delegó en su hermano Raúl la jefatura del Gobierno.

Para Alonso, la renuncia es "la noticia más importante" para la isla desde 1959 y va a obligar al país a "resituarse". En su opinión, la nueva etapa que hoy se abre con el anuncio de cambio debe contener elementos de "continuidad", pero también otros "novedosos", aunque no cree que el cambio de hoy traiga "inestabilidad" ni una "sacudida en la calle".

Durante su entrevista en La Mirada Crítica de TelecincoATLAS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50