Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba libera a cuatro disidentes políticos, que viajarán a España

Pertenecen al grupo de los 75, detenidos en 2003 y condenados a elevadas penas de prisión, acusados de conspirar con EE UU y atentar contra la independencia y soberanía del Estado cubano

Las autoridades cubanas han decidido liberar por motivos de salud a siete presos cubanos, cuatro del grupo de los 75 y tres presos comunes, según fuentes del Ministerio de Exteriores. Los disidentes de los 75 son Pedro Pablo Álvarez, Omar Pernet, Alejandro González Raga y José Gabriel Ramón y serán trasladados a España junto a sus familiares para recibir asistencia médica.

Todos los componentes del grupo de los 75 fueron detenidos en la primavera de 2003 y condenados a elevadas penas de prisión, acusados de conspirar con un Gobierno extranjero, el de Estados Unidos, y atentar contra la independencia y soberanía del Estado cubano, al servicio de una potencia extranjera. En la actualidad, de los 75 permanecen encarcelados 59, entre los que se encuentran los cuatro que ahora serían liberados. Del resto, diez están excarcelados con licencia extra-penal, por motivos de salud, y cinco ya estaban fuera de Cuba. Uno más, Miguel Tamayo Valdés, falleció en enero del año pasado en La Habana.

En una rueda de prensa en Córdoba, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha explicado que "es una decisión unilateral de las autoridades cubanas, que nosotros apreciamos y expresamos nuestra satisfacción". En este sentido, el ministro ha señalado que van a seguir trabajando con ellos de cara al futuro, "siempre respetando sus decisiones y animándolos a avanzar en este sector".

Las liberaciones se producen después de que el pasado lunes los gobiernos de España y Cuba celebraran en Madrid la segunda reunión del mecanismo de diálogo sobre derechos humanos abierto en abril del año pasado.

Los liberados

González Raga, del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), cumplía una condena de 14 años de prisión en la cárcel del kilómetro 7 de Camagüey, en el centro-oeste de la isla. Pernet, del Movimiento Nacional de Derechos Humanos "Mario Manuel de la Peña", y Alvarez, presidente del Consejo Unitario de Trabajadores, cumplían penas de 25 años de cárcel. Ramón, director del Instituto Independiente "Cultura y Democracia", estaba condenado a 20 años, que cumplía en la prisión de Boniato, en Santiago de Cuba, según las Damas de Blanco, organización que agrupa a mujeres familiares de los 75.

Pernet, Ramón y Alvarez estaban en una lista de siete presos enfermos difundida en octubre pasado por las Damas de Blanco y enviada al ministro de Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, para pedir su intercesión por ellos.

La disidencia considera la liberación un 'regalo' al Gobierno de Zapatero

"Esto no es un gesto. Lo que ha hecho Cuba ha sido ofrecer prisioneros de regalo", ha declarado Beatriz Roque, presidenta de la Asamblea por la protección de la sociedad civil y ella misma prisionera política liberada en 2004. "Han cambiado la prisión por el exilio", añadió. La disidencia cubana no ha acogido con alegría la liberación de cuatro de sus compañeros de filas encarcelados anunciada en España y calificada como "decisión unilateral de las autoridades cubanas" por el ministro de asuntos exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Vladimiro Roca, portavoz de la plataforma de organizaciones disidentes Todos Unidos ha apuntado que el momento de la liberación "es propicio para el gobierno de Zapatero, porque le pueden servir de propaganda electoral de cara a las elecciones". También Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión cubana de derechos del hombre y la reconciliación, atribuye la liberación a una mínima concesión de las autoridades cubanas a la diplomacia española, aunque considera una "buena noticia" la liberación.

Más información