Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE y Rusia, sin superar las diferencias sobre Kosovo

Moscú dice que no aplicará sanciones a esa provincia serbia ni a los países que respalden su independencia

La Unión Europea y Rusia no han podido hoy superar sus diferencias acerca de las intenciones de Kosovo de proclamar su independencia. Sin embargo, Moscú ha afirmado que no tiene previsto aplicar sanciones a esa provincia serbia o a los países que le respaldan. Se espera que la mayoría albanesa en Kosovo declare la independencia en los próximos días, y el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, ha dicho después de sus conversaciones con sus homólogos europeos que dudaba que la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, prevista para mañana, pueda provocar un cambio de curso.

"Rusia no tiene en su repertorio político ningún tipo de medidas para castigar a nadie, pero consideramos que la proclamación de la independencia de Kosovo y su reconocimiento sería un error", ha declarado. Lavrov se ha pronunciado de este modo en una rueda de prensa en Eslovenia, después de conversar con el Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, la Comisaria Europea de Relaciones Exteriores y la Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, y el secretario de Estado francés del Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos, Jean-Pierre Jouyet.

Tras reiterar las posturas rusas de que la independencia de Kosovo sería contraria al derecho internacional, al Acta final de Helsinki y a las decisiones de la ONU, ha añadido que Rusia ha apoyado por estas razones la demanda de Serbia de una sesión del Consejo de Seguridad sobre la provincia serbia de mayoría albanesa.

"No somos del todo optimistas respecto a la sesión de mañana, pero debimos recurrir al Consejo de Seguridad, porque es el responsable de la seguridad internacional, que ha trazado los parámetros de la solución para Kosovo, que algunos están tratando de pasar por alto y socavar unilateralmente", ha afirmado.

Lavrov ha agregado que la continuación de las negociaciones entre los serbios y los albano-kosovares serían posibles "si no hubiera otros que llevan a estos últimos de la mano y les prometen la independencia". Sin embargo, el ministro ruso dijo que el problema de Kosovo fue tratado hoy en Brdo entre él y la 'troika' europea "como entre amigos que tratan de entenderse uno al otro".

Kostunica insta a los serbios de Kosovo a no abandonar la provincia

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, ha pedido hoy a los serbios de Kosovo que no abandonen la provincia secesionista después de que la mayoría albanesa declare su independencia, algo que podría producirse en los próximos días."Nuestra gente en Kosovo debería permanecer en sus casas, en su provincia, en su Serbia", ha dicho Kostunica en una declaración que recoge la agencia estatal Tanjug. "Para el Gobierno, cualquier persona en Kosovo es considerada un ciudadano igual y con todos los derechos del Estado".La declaración se produce después de un llamamiento de un importante serbio de Kosovo instando a los dirigentes serbios a no sembrar el pánico con su retórica y a permanecer en sus casas, pese lostemores de posibles disturbios.

Más información