Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía aprueba definitivamente permitir el velo islámico en las universidades

El Parlamento turco acaba con décadas de prohibición del pañuelo musulmán, instaurada en aras de la laicidad

El Parlamento turco, dominado por el partido de la Justicia y el Desarrollo, ha dado el respaldo definitivo a la reforma que acaba con la prohibición de llevar el velo islámico en las universidades públicas. Los legisladores turcos han aprobado una enmienda constitucional que incluye el levantamiento de la prohibición, con lo que las universitarias turcas podrán lucir sus pañuelos en las aulas siempre que muestren sus rostros.

411 de los 550 diputados del Parlamento de Ankara han votado a favor de las enmiendas constitucionales, propuestas por el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), de orientación islamista moderada. Se trata de una cifra holgadamente por encima de los dos tercios necesarios para aprobar una reforma constitucional. Las dos enmiendas insertan sendos párrafos en la Constitución turca en los que se dice que todos los ciudadanos tienen derecho a igual tratamiento por parte de las autoridades del Estado y que "nadie puede ser privado de su derecho a una educación avanzada".

Con esta aprobación, Turquía acaba con décadas de prohibición del velo en los campus, una prohibición que contempla la constitución turca, diseñada para un Estado laico. De hecho, la oposición considera que se trata de un movimiento contra la laicidad del Estado y se ha opuesto vigorosamente a la medida, denunciándola como un paso más hacia la islamización del país y anunciando un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Manifestación

Hoy, mientras el parlamento se pronunciaba, decenas de miles de turcos ?más de 100.000, según fuentes policiales- se han echado a las calles de Ankara para protestar contra la autorización del velo. "Turquía es laica y lo seguirá siendo", han coreado los manifestantes, convocados en una plaza del centro de la ciudad por más de 70 organizaciones entre sindicatos y ONG, entre ellas algunas feministas. Temen el levantamiento de la prohibición en las universidades sea un primer paso para levantarla también en la administración, las escuelas y los institutos, donde sigue prohibido.

Es la segunda manifestación contra el levantamiento de la prohibición, tras la que el pasado 2 de febrero reunió, también en Ankara, a unas 125.000 personas. Muchos portaban banderas turcas o retratos del padre de la Turquía moderna y laica, Mustafa Kemal Ataturk.