Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caracas niega la congelación de activos de PDVSA y arremete contra ExxonMobil

Según el ministro de Energía y presidente de la petrolera estatal venezolana, la empresa está "al 100% en sus operaciones"

"No tenemos ninguna cuenta congelada". De esta forma ha respondido hoy el Gobierno de Venezuela al gigante petrolero estadounidense ExxonMobil, que ayer anunció la congelación de activos de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) por 12.000 millones de dólares, unos 8.400 millones de euros. El Gobierno del presidente Hugo Chávez ha acusado a la compañía petrolera más grande del mundo de buscar desestabilizar a Venezuela usando un caso legal para crear un pánico sobre su situación financiera.

El ministro venezolano de Energía y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, ha reconocido hoy a la prensa que el monto que está pendiente temporalmente de una decisión de un tribunal de Nueva York asciende a 300 millones de dólares.

Esta situación previa al conflicto que será dilucidado en un arbitraje internacional "no nos afecta en nada, ni

a nuestro flujo de caja, ni a nuestra situación operacional", ha asegurado el funcionario. La orden judicial de bloqueo de bienes, aplicable dentro y fuera de EE UU, es una medida cautelar solicitada por Exxon dentro del conflicto que mantiene con Venezuela desde el año pasado, cuando Chávez expropió a Exxon Mobil y a ConocoPhillips sus activos en varios proyectos de explotación en la zona del Orinoco, la mayor reserva de crudo del mundo.

"PDVSA está al 100% en sus operaciones y en sus envíos de petróleo a todo el mundo", ha dicho Ramírez, quien ha remarcado que el asunto no pasa de ser "una maniobra propagandística de esta empresa que pretende atemorizarnos". El petróleo representa más del 80% de los ingresos de Venezuela y financia la mayor parte del presupuesto del país.

Los 300 millones de dólares afectados, "y solo por una medida cautelar" promulgada por una corte de Nueva York, a la que anunció que PDVSA hará frente por medio de abogados estadounidenses, son activos de una empresa de PDVSA que ya no existe, ha dicho Ramírez.

Tras subrayar que "Venezuela nunca más" negociará con ExxonMobil al margen de tribunales nacionales y arbitrajes internacionales, Ramírez ha destacado que esa petrolera tampoco logra afectar la imagen de PDVSA, que recientemente obtuvo de 10 bancos que conocían las medidas cautelares créditos por 1.250 millones de dólares.

En el arbitraje internacional se determinará si Venezuela debe o no pagar a ExxonMobil algún monto por su exclusión forzosa de las operaciones que cumplió hasta el año pasado en un rico yacimiento venezolano, tras negarse a asociarse con la PDVSA de Chávez.