Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos mujeres suicidas con deficiencias mentales dejan un baño de sangre en Bagdad

Los atentados en dos mercados de la capital iraquí dejan al menos 72 muertos.- Los explosivos adosados a los cuerpos de las suicidas ha sido detonados a distancia

Bagdad ha vivido hoy una de sus jornadas más trágicas de los últimos meses, después de que dos atentados en sendos mercados de animales en la parte chií de la capital iraquí dejasen un trágico saldo de al menos 72 personas muertas y otras 150 heridas. Ambos ataques fueron perpetrados por mujeres con deficiencias mentales que portaban los explosivos cuando éstos fueron activados a distancia, según han confirmado fuentes militares iraquíes.

El suceso más grave se ha registrado en el mercado de mascotas de Ghazil, lugar del centro de la ciudad atacado otras veces. En esta ocasión, han muerto al menos 45 personas y unas 82 resultaron heridas, según un balance de la Policía. Tan sólo contando estas cifras, se trata del atentado más mortífero cometido en la capital desde hace seis meses. Este mercado, que únicamente abre los viernes, ya sufrió varios ataques el año pasado, cuando fallecieron un total de 23 personas en varios incidentes en enero, febrero y noviembre.

Como consecuencia de la deflagración, el mercado, uno de los más populosos de la capital, se convirtió en escenario de la tragedia, con restos humanos y de animales mezclados. "No sé cómo sobreviví", ha afirmado Abu Haider, testigo de lo sucedido y que había quedado cubierto de sangre. "Estaba en el lugar cuando ocurrió la explosión.

Me tiró. Cuando logré levantarme vi docenas de cadáveres y heridos", ha contado.

Dos mujeres con deficiencias mentales

Por otra parte, 27 personas han muerto y otras 67 han resultado heridas como consecuencia de un segundo atentado en otro mercado, éste de aves, en el sur de Bagdad. Los investigadores trabajaron en un principio con dos hipótesis para explicar este suceso, ya que se desconocía a ciencia cierta si se debía a una bomba colocada junto a la carretera o se trató, como parecía ser, de una mujer suicida.

Una vez confirmada la segunda y más posible de las teorías, los dos atentados cometidos hoy habrían compartido el método de actuación, ya que la masacre de Ghazil fue perpetrada por una mujer. Uno de los testigos ha relatado cómo una ciudadana llegó al mercado como supuesta vendedora de pájaros, momentos antes de volar por los aires.

En este sentido, el portavoz del Ejército en la capital iraquí, el general Qassim Mussaui, ha asegurado que en ambos casos la mujer portaba los explosivos, pero éstos se activaron no por su propia acción sino a distancia. "Hemos visto los móviles utilizados para detonar a las mujeres", ha declarado. Posteriormente, ha explicado que ambas suicidas eran deficientes mentales y que las bombas adosadas a su cuerpo se accionaron mediante teléfonos móviles.

Con las decenas de fallecimientos registrado hoy, el comienzo de febrero concluye el relativo buen balance dejado por el mes recién terminado. Y es que el jueves se conocieron las cifras oficiales de víctimas civiles en Irak, que sitúan en enero 466 muertes, inferiores a las 1.971 personas asesinadas en enero de 2007