Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serbia firma acuerdos estratégicos con Rusia

Putin apoya la postura de Belgrado contra la independencia de Kosovo

Aunque está pendiente de la elección de su presidente para definirse claramente entre Rusia y la UE, Serbia ha firmado hoy un importante acuerdo estratégico con Moscú. El presidente serbio, Boris Tadic, y el ruso, Vladímir Putin, han firmado un acuerdo por el que Belgrado concede a Moscú el monopolio serbio del petróleo y la da derecho para que pase por su territorio un gasoducto que transporte el gas ruso hacia Europa. Putin ha expresado a Tadic el respaldo ruso a Belgrado y su oposición "categórica a una declaración unilateral de independencia" de la provincia serbia de Kosovo.

El acuerdo se produce apenas nueve días antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Serbia, en la que competirán el actual presidente Tadic y el ultranacionalista y prorruso Tomislav Nikolic, del Partido Radical. La cuestión de la próxima independencia de Kosovo fue el asunto central de las elecciones. Aunque los dos se oponen a la separación de la provincia de mayoría albanesa, Tadic podría aceptarla a cambio de una vía de acceso a la UE.

En este sentido, Putin ha dicho a su homólogo serbio que se opone "categóricamente" a la independencia de Kosovo. "Serbia puede contar con Rusia como un amigo y un socio de confianza", ha dicho Putin a Tadic al respecto de Kosovo. Entiende Putin que conceder la independencia a la provincia "podría provocar graves daños a todo el sistema de derecho internacional y podría ocasionar consecuencias negativas tanto para los Balcanes como para todo el mundo".

Tadic le ha devuelto el cumplido: "Sin Rusia, Serbia tendría mucho más difícil defender su posición sobre Kosovo". "Serbia no renunciará nunca a la preservación de su integridad territorial", ha dicho Tadic, matizando no obstante que "Serbia siempre está dispuesta a un acuerdo".

En cuanto a los acuerdos económicos, el firmado hoy da al gigante ruso del gas Gazprom el 51% de la compañía serbia estatal de gas y petróleo NIS, por un precio que no se ha hecho público. NIS es la única compañía estatal que ha sobrevivido a la reestructuración de los Balcanes tras la guerra y tiene el monopolio de estos productos en Serbia. Además, Putin y Tadic han firmado otro acuerdo por el que Gazprom construirá una rama de un importante gasoducto hacia Europa en suelo serbio, lo que convierte a Belgrado en otro actor en la política energética europea, que depende en gran medida del gas ruso. "Nuestra estrecha relación política ha obtenido hoy resultados económicos", ha dicho Dimitri Medvédev, elegido por Putin para ser su sucesor en las próximas elecciones presidenciales rusas.