La oposición denuncia al presidente de Kenia ante un tribunal internacional por delitos contra la humanidad

El ex secretario de la ONU, Kofi Annan, llega a Nairobi para tratar de buscar una solución consensuada a la crisis en que está asumido el país africano

El Movimiento Democrático Naranja (OMD), el principal partido de oposición de Kenia, ha anunciado que presentó una denuncia contra el presidente Mwai Kibaki ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes contra la humanidad. "La justicia internacional tiene que condenar a los responsables de las matanzas perpetradas por las fuerzas de seguridad" kenianas, señala en un comunicado a los medios de prensa, el Secretario General del partido, Anyang Nyong'o.

Según el portavoz, la responsabilidad por la muerte de cerca de 700 civiles desde que estalló la crisis en Kenia tras las elecciones generales a finales de diciembre pasado "empieza con el Presidente, pasa por su gabinete y acaba con los directores de la policía".

"El presidente Kibaki, el ministro del Interior, John Michuki, todos los miembros del nuevo Ejecutivo y el comisario general de la policía, Ali Hussein, ordenaron a las fuerzas de seguridad disparar a matar contra inocentes", afirmó Anyang Nyong'o.

Según el Secretario General del ODM, el país vive en estado de emergencia debido al "terrorismo de Estado instalado por el gobierno fascista que comete matanzas de inocentes a causa de sus ambiciones políticas".

"Las fuerzas del orden, con autorización de Kibaki, han matado a 1.000 personas y han causado el desplazamiento de otras 250.000", ha aseverado Nyong'o, quien ha agregado que el ODM pidió la intervención de Naciones Unidas e incluso el despliegue de una fuerza de paz que se interponga entre "la población y la policía".

Protestas a favor de Kibaki

En tanto, la policía keniana disparó ayer gases lacrimógenos para dispersar a decenas de personas que se manifestaban en las calles del centro de Nairobi para apoyar al presidente Kibaki y respaldar su cuestionada victoria electoral. Los agentes tuvieron que enfrentarse y perseguir a los manifestantes, que gritaban consignas como "¡Adelante, Kibaki!", por las tiendas y callejones cercanos en los últimos incidentes ocurridos en el país africano, ya que la policía había prohibido cualquier manifestación.

En medio de estos incidentes, el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, llegó ayer por la tarde a Kenia para intentar mediar en la crisis, primero política y después social y humanitaria, que desde las elecciones del 27 de diciembre se ha apoderado del país africano.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50