Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia no permitirá más comisiones humanitarias como la que esperaba la liberación rehenes

El canciller colombiano, Fernando Araújo, critica a Chávez y afirma que la comisión que esperaba a los rehenes era "favorable" a las FARC

El Gobierno colombiano ha anunciado hoy que no permitirá más comisiones humanitarias internacionales como la propuesta por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que el mes pasado esperaba la fallida entrega de tres personas secuestradas por la guerrilla de las FARC, que incumplió su promesa de entregarlas.

El canciller colombiano, Fernando Araújo, ha declarado a Caracol Radio que esa comisión, que esperaba en la ciudad de Villavicencio (centro colombiano) la entrega de los rehenes, era "favorable" a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Esta comisión, que vino en un acto de transparencia y de apertura del gobierno colombiano, llegó con un discurso muy cargado en contra del gobierno y muy favorable a las FARC, poniendo siempre en duda los informes que daba el gobierno y registrando siempre como reales las mentiras de las FARC", ha expresado el ministro colombiano.

El ministro de Relaciones Exteriores de Colombia ha señalado que esas comisiones humanitarias "están conformadas por personas que no conocen la situación colombiana ni a las FARC". "Por eso, vienen a atacar al Gobierno y a defender a la guerrilla. El resultado de esta gestión fue malo", ha agregado el canciller Araújo.

El pasado 18 de diciembre, las FARC prometieron entregar a la ex candidata a vicepresidente de Colombia Clara Rojas, cautiva desde el 2002; a Emmanuel, el hijo que ésta tuvo con un rebelde hace más de tres años; y a la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo, que está secuestrada desde el 2001.

Para ello se organizó una comisión formada por garantes de siete países y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja, pero las FARC no entregaron a los rehenes argumentando supuestas operaciones militares en la zona.

Sin embargo, el 31 de diciembre el presidente colombiano, Alvaro Uribe, reveló que un niño recuperado en el 2005 en malas condiciones por el estatal Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) podía ser Emmanuel, lo que quedó confirmado el viernes pasado con el resultado de unas pruebas de ADN.