Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incidente entre lanchas iraníes y barcos militares estadounidenses en el Golfo Pérsico

El Pentágono lo califica como "la provocación más seria de este tipo hasta el momento".- Teherán resta importancia a un acto que "fue superado inmediatamente"

Cinco lanchas de la Guardia Revolucionaria iraní protagonizaron el fin de semana un incidente con barcos militares estadounidenses en el estrecho de Ormuz, en el Golfo Pérsico, ha confirmado hoy el Pentágono en lo que ha calificado como "la provocación más seria de este tipo que hemos visto hasta el momento". Según el ministerio de Defensa norteamericano, el episodio ocurrió en la madrugada del domingo, cuando al parecer, los ocupantes de las lanchas provocaron verbalmente a los militares estadounidenses y les amenazaron. Los estadounidenses estuvieron a punto de disparar. La Casa Blanca ha llamado a Irán a "evitar acciones provocativas que puedan conducir a un incidente peligroso".

Según la información, difundida inicialmente por la cadena estadounidense CNN, las "embarcaciones de ataque", pilotadas por miembros de la Guardia Revolucionaria, se acercaron a unos 200 metros de tres barcos americanos en aguas internacionales. Al parecer, al llegar a esta altura, hicieron maniobras intimidatorias y emitieron amenazas por la radio. Una de esas transmisiones de radio decía: "Voy hacia vosotros. Explotaréis en un par de minutos".

Tras estas amenazas y provocaciones, un capitán inició el proceso para dar la orden de abrir fuego, pero cuando iba a hacerla efectiva, las lanchas iraníes se alejaron, según ha informado el Pentágono. Teherán ha confirmado el incidente, que se produce apenas unos días antes de que el presidente estadounidense, George W. Bush, inicie una gira por Oriente Próximo que, como reconoció él mismo, tiene entre sus objetivos contrarrestar la influencia de Irán en la región.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mohamad Ali Huseini, ha minimizado sin embargo la importancia del "incidente" y lo ha calificado de "normal", al asegurar que "fue superado inmediatamente", según la televisión iraní Al Alam.

El Pentágono ha afirmado que la acción iraní es "irresponsable, temeraria y potencialmente hostil".

Tras conocerse la información, el precio del barril de petróleo se ha elevado 30 céntimos, superando los 98 dólares por barril, ante la conflictiva situación en la zona, pero luego ha retrocedido a territorio negativo.