Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irak, en alerta por el primer aniversario de la ejecución de Sadam Husein

Cientos de personas visitan en la jornada de hoy la tumba del ex presidente

En el día que se cumple un año de la ejecución de Sadam Husein, el gobierno iraquí ha tomado medidas especiales de seguridad para impedir que sus simpatizantes puedan protagonizar altercados y manifestaciones.

Las fuerzas de seguridad iraquíes han fijado el nivel alto de alerta tanto en torno a Bagdad como en Tikrit, ciudad natal de Sadam Husein al noroeste del país.

Según ha explicado el general iraquí, Qassim al Mussawi, las fuerzas de seguridad están "listas y preparadas para cualquier emergencia que pudiera producirse".

Mientras, en Tikrit, cientos de personas han visitado en la jornada de hoy la tumba de Husein para rendirle tributo y llevar flores a su gran mausoleo en el pueblo de Ouja, situado a las afueras de Tikrit en la orilla del río Tigris. Sadam Husein fue enterrado junto a dos de sus hijos, Odai y Qusai, quienes fueron abatidos por tropas estadounidenses en el curso de un tiroteo registrado en la ciudad de Mosul, al norte del país, en 2003.

El ex presidente de Irak fue ejecutado en la horca el 30 de diciembre de 2006 y las imágenes del momento, grabadas con un teléfono móvil, dieron la vuelta al mundo, lo que despertó la ira de muchos de sus seguidores, especialmente entre los suníes del país, y provocó un día de violencia con atentados que dejó un balance de 80 muertos.

Sadam Husein fue llevado a la horca tras ser declarado culpable del asesinato de 148 hombres y niños chiíes en Duyail (al norte de Bagdad), tras frustrar un intento de asesinato en 1982.