Colombia acepta el plan de Chávez para la liberación de los tres rehenes en poder de las FARC

Bogotá pone como condición que las aeronaves lleven el emblema de la Cruz Roja Internacional

El Gobierno colombiano ha aceptado este miércoles el plan de Hugo Chávez para la puesta en libertad de tres rehenes en poder de las FARC y ha expresado su agradecimiento al presidente venezolano por "su interés".

Como había solicitado Chávez más temprano, Bogotá ha anunciado la designación del alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, como su representante en la misión de recogida y traslado de esos secuestrados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Como condición, el gobierno de Álvaro Uribe establece que las aeronaves que se utilicen para la recogida de los secuestrados lleven el emblema de la Cruz Roja Internacional.

El presidente Chávez sólo esperaba el permiso del Gobierno de Colombia para dar "luz verde" a la liberación de los tres rehenes, Clara Rojas, su hijo Emmanuel, y la congresista Consuelo González.

Más información

Chávez ha dicho más temprano en una conferencia de prensa en Caracas que "si recibimos la autorización esta noche, mañana por la mañana arrancará la operación y Clara, Consuelo y Emmanuel estarán aquí antes de que se oculte el sol".

El mandatario venezolano ha explicado que en el dispositivo va a participar una serie de comisionados de las delegaciones argentina, francesa, ecuatoriana, boliviana, brasileña y cubana, además de la venezolana. El plan previsto, según Chávez, es que una caravana de aviones y helicópteros transporte a los diplomáticos hasta un punto de Colombia acordado con los secuestradores, donde se procederá a la entrega de los rehenes.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Chávez ha informado en una conferencia de prensa en el palacio presidencial de Miraflores de Caracas que el viceministro para Asuntos Latinoamericanos, Rodolfo Sanz, ha viajado esta mañana a Bogotá para entregar la carta al Gobierno Colombiano, explicándole la "fórmula" de liberación. Sanz se ha reunido con el ministro de Exteriores, Fernando Araujo, quien posteriormente ha informado de la decisión del gobierno de Uribe, desde la sede del ministerio de Defensa.

"Hemos evaluado las distintas opciones para una entrega clandestina, pero no la queremos, sería muy riesgosa, cualquier cosa podría ocurrir, por eso la transparencia", ha dicho Chávez a los periodistas. "Tengo una gran fe en la liberación en las próximas horas, con la ayuda del Gobierno de Colombia y los demás países".

El mandatario venezolano ha informado que el punto en Colombia a donde llegaría la "caravana aérea humanitaria" sería la ciudad de Villavicencio, capital del departamento colombiano del Meta, cerca de la frontera con Venezuela.

La entrega de Clara Rojas, quien fue compañera de fórmula presidencial de Ingrid Betancourt, su hijo Emmanuel y la ex congresista Consuelo González, se espera desde el martes pasado, cuando se conoció un comunicado del grupo guerrillero, fechado el 9 de diciembre, en el que anunciaba la orden de liberación.

Las FARC indicaron que entregarían los rehenes a Chávez, o a quien éste designe, en gesto de "desagravio" luego de que fuese cesado en su mediación por parte del gobierno de Álvaro Uribe.

Seguir cooperando

Chávez ha mostrado hoy su esperanza de que Betancourt también sea liberada muy pronto y en este sentido, ha afirmado que está dispuesto a reanudar las negociaciones para lograr el intercambio del resto de secuestrados de la guerrilla colombiana de las FARC por presos de esa guerrilla encarcelados en Colombia.

"Si el presidente Uribe me autoriza a viajar al Caguán estoy dispuesto a retomar las negociaciones para la liberación del resto de los rehenes", ha afirmado el mandatario venezolano. "Estamos dispuestos a seguir cooperando para la liberación del resto de rehenes".

La mediación de Chávez y de la senadora colombiana Piedad Córdoba para lograr el intercambio de 45 cautivos de las FARC por medio millar de rebeldes presos comenzó a mediados de agosto y fue suspendida el pasado 21 de noviembre por Uribe.

Mientras en Bogotá, los familiares de los tres rehenes que serían liberados aguardan, con equipajes listos en sus puertas, la llegada de buenas noticias. La colombiana Clara González de Rojas, madre de Clara Rojas, ha afirmado que "ya está a un paso" la liberación de su hija, de su nieto Emmanuel y de la ex congresista Consuelo González de Perdomo, del grupo de 45 secuestrados con fines de canje por la guerrilla de las FARC. "Ojalá sea mañana mismo", ha declarado González de Rojas tras conocer que el presidente venezolano, Hugo Chávez, iba a comparecer ante la prensa en Caracas para informar del proceso para la puesta en libertad del niño y las dos rehenes.

Un hermano de Clara Rojas ha dicho en declaraciones a los periodistas en que confía en el plan de Chávez y que espera que todo termine bien.

Clara Rojas está en manos de los rebeldes desde el 23 de febrero de 2002, cuando fue secuestrada junto a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, de quien era compañera de fórmula electoral, como aspirante a vicepresidente. Al año siguiente, Rojas dio a luz a Emmanuel, producto de su relación con un guerrillero.

El balance de víctimas podría elevarse a entre 400 y 500CNN+undefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción