Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presencia de Mugabe enturbia el inicio de la cumbre entre la UE y África de Lisboa

Gordon Brown no acudirá al encuentro por la asistencia del presidente de Zimbabue, que tiene prohibida la entrada en Europa

La mayoría de los cerca de ochenta goberenantes que participan este fin de semana en la cumbre entre la UE y África han llegado este viernes a Lisboa para participar en la primera conferencia conjunta que celebran desde hace siete años.

El primer ministro portugués, José Sócrates, ha dado la bienvenida a los jefes de Estado y de Gobierno y se ha mostrado orgulloso de que Lisboa se haya convertido en la ciudad más africana de Europa.

Polémica sobre Mugabe

Los primeros en llegar han sido el líder libio Muamar Al Gadafi, que inició el jueves una visita oficial a Portugal, y el polémico presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, que llegó anoche casi de incógnito. La presencia del político que tiene prohibida oficialmente la entrada en Europa por las violaciones a los derechos humanos de su régimen, llevó al Reino Unido a desaparecer prácticamente de la conferencia, Gordon Broen ha renunciado a asistir a la cumbre, y se ha convertido en el foco de atención de la prensa, mientras el gobierno portugués intenta restarle protagonimo.

Gadafi se ha entrevistado este viernes con Sócrates y ha pronunciado una conferencia en la Universidad de Lisboa en la que ha pedido la aplicación de la democracia en la ONU, tras criticar al Consejo de Seguridad de ese organismo, y ha advertido que a veces los débiles optan por la venganza a través del terrorismo. También ha criticado la intervención de EE UU en Afganistán, invitó a reflexionar sobre el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York en 2001 y ha abogado además por una indemnización a los países que han sufrido el colonialismo.

Aunque no todos los jefes de Estado y de Gobierno invitados han llegado este viernes a Lisboa, los presentes han asistido a una cena formal y un concierto que protagonizaron la fadista Mariza, de ascendencia luso mozambiqueña, y la caboverdiana Cesaria Évora.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, están entre los gobernantes que llegarán el mismo sábado a la cumbre junto a líderes africanos como el sudafricano Thabo Mbeki o el angoleño José Eduardo dos Santos.

Derechos humanos

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha considerado los derechos humanos como una de las prioridades a abordar en la cumbre. Barroso, que habló en la clausura de la llamada Cumbre de la Juventud, una actividad paralela que ha reunido a dos centenares de jóvenes europeos y africanos, se refirió a los problemas de derechos humanos en Africa y consideró una paradoja que líderes que lucharon por la independencia de sus países no acepten ahora la libertad para sus ciudadanos.

La cuestión de los derechos humanos "tiene que ser discutida con madurez" entre europeos y africanos, según Barroso, tras mostrar su confianza en que la cita de Lisboa permita "un diálogo sobre cómo mejorar la gobernación y respetar los derechos humanos en Europa y Africa".

Por su parte, el presidente en ejercicio de la Unión Europea (UE) y primer ministro portugués, José Sócrates, ha asegurado también que en la cumbre de este fin de semana serán discutidos asuntos políticos "sin tabúes" y con total libertad.