"Esperamos que un nuevo juez ponga en libertad a los españoles"

Los detenidos, entre ellos los siete tripulantes españoles, llegan a Yamena desde donde se llevará el caso

El Tribunal Supremo de Chad ha ordenado el traslado a la capital, Yamena, del expediente del caso del presunto tráfico de niños de una ONG francesa por el cual se encuentran detenidos, acusados de complicidad, siete españoles. El grupo ha llegado a Yamena, donde permanecerán bajo arresto en un centro adaptado hasta ser juzgados.

Más información

Los detenidos han sido recibidos en el aeropuerto militar de la capital por un grupo de unos 50 soldados chadianos, y en un segundo plano, un contingente más pequeño de militares franceses. Posteriormente, han sido trasladados al Palacio de Justicia, escoltados por policías y militares armados, donde se ha generado un completo caos después de que los guardias, nerviosos, intentaran desalojar a los periodistas.

El grupo de españoles, junto a los periodistas franceses y los miembros de la ONG francesa El Arca de Noé, mostraban buen aspecto, pero lucían abatidos. El piloto español, Agustín Rey, ha dicho a la prensa congregada en el tribunal "por favor, por favor, gracias al cónsul", refiriéndose al jefe diplomático en Camerún, Vicente Mas, quien se ocupa del caso.

Mas ha expresado su esperanza de que el traslado del expediente desde Abeché hasta la capital, con el consiguiente cambio en el juez que instruye el caso, contribuya a la liberación de los españoles.

"Las autoridades españolas confían en que el nuevo juez de instrucción de Yamena revise la situación de los españoles y que puedan ser puestos en libertad en los próximos días", ha dicho el cónsul desde Abeché, donde se encuentran detenidos los tripulantes españoles. El traslado del expediente del caso a la capital puede implicar también el traslado de los detenidos, aunque este extremo está aún por confirmar.

Los siete españoles detenidos son los tripulantes de un vuelo charter fletado por la ONG francesa El Arca de Zoé, que pretendía trasladar a Francia a 103 niños para ser adoptados por familias francesas. En teoría, estos niños eran huérfanos procedentes de la región sudanesa de Darfur, pero en realidad son niños chadianos y en su mayoría no son huérfanos, por lo que las autoridades de Chad impidieron la salida del avión y detuvieron a nueve franceses, seis miembros de la ONG y tres periodistas, a los que acusan de secuestro de menores y estafa, y a los siete tripulantes españoles, a los que denuncian por estafa y complicidad en el secuestro.

Los padres de los niños que iban a ser llevados a Francia denuncian que la ONG les mintióATLAS

Lo más visto en...

Top 50