Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno iraquí aprueba la ley para retirar la inmunidad a las empresas de seguridad extranjeras

Una de estas compañías, Blackwater, está implicada en la muerte de 17 iraquíes en un tiroteo

El Gobierno iraquí ha aprobado hoy una ley con la que retira la inmunidad a las empresas de seguridad privada, según ha anunciado el portavoz del ejecutivo, Ali Al Dabbagh. Así, este tipo de empresas, cuyas actuaciones a veces bordean la legalidad, podrán ser perseguidas por los tribunales iraquíes.

La decisión se produce apenas un mes después de que agentes de una de estas empresas, la estadounidense Blackwater, que bajo el paraguas de empresa de seguridad emplea mercenarios, mataran a 17 iraquíes en un tiroteo. Aunque no ha sido el único incidente en el que se han visto envueltas estas empresas, sí ha sido el más sonado, y colmó la paciencia del Gobierno iraquí, que estima que los miembros de estas empresas actúan en ocasiones como ejércitos privados que no rinden cuentas a nadie.

Por ello, ha aprobado una ley que deroga la Orden 17, una controvertida medida que puso en marcha en 2004 la Autoridad Provisional estadounidense tras la invasión del país y antes de ceder formalmente el poder a los iraquíes. Esta Orden daba a los contratistas extranjeros del Gobierno iraquí inmunidad en su actuación, de forma que no podían ser juzgados en el país.

"El Gabinete ha aprobado una ley que pone a las empresas no iraquíes y a sus empleados bajo la ley iraquí", ha explicado Dabbagh tras una reunión del Gabinete. La ley ha sido ahora enviada al Parlamento iraquí para su aprobación definitiva. Según la nueva ley, los agentes de estas empresas podrán ser registrados en los controles de las fuerzas de seguridad iraquíes y se les obliga a llevar encima sus licencias de armas. Además, las empresas de seguridad tendrán que registrarse en Irak.