El fiscal israelí pide al ejército garantizar el suministro de electricidad a la población civil

Los cortes aprobados por el gobierno se aplazarán durante cinco días

El asesor jurídico del Gobierno israelí (fiscal general), Menahem Mazuz, ha pedido al Ejército que no corte la electricidad a la franja de Gaza mientras no pueda garantizar que la medida es sólo aplicable de forma limitada. Esta decisión obliga al Ejército a aplazar cinco días la aplicación del corte eléctrico hasta que se encuentren las vías para garantizar el suministro a centros civiles como puedan ser hospitales.

El asesor ha pedido a los organismos de Defensa "un estudio más exhaustivo para examinar la aplicación (del corte de electricidad) para que esté en línea con la decisión del Gobierno de que el plan no perjudique a la población civil". Mazuz ha informado que hasta ahora no le han demostrado que el corte en la electricidad se hará de forma humanitaria y proporcional, y que en estas condiciones Israel se arriesga a denuncias en tribunales internacionales.

El corte de electricidad a Gaza está incluido en el paquete de medidas aprobadas por el gobierno de Israel en represalia por el lanzamiento de cohetes artesanales Al-Kasam desde la franja contra el sur de este país. Hasta el momento, los cortes de luz están aprobados por el gobierno israelí pero no se han puesto en práctica. En cambio, la reducción de combustible sí se ha producido en parte de la franja, según informa Juan Miguel Muñoz.

Abás niega contactos con Hamás

Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abás, ha negado en Egipto que se haya iniciado un diálogo entre los movimientos de Al Fatah y Hamás, algo que "no sucederá hasta que

Hamás vuelva a la legalidad".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Abás ha asegurado que no designará a ningún responsable de Al Fatah

-movimiento que él dirige- para negociar con Hamás, si este grupo no

"pone fin a su golpe contra la legalidad en Gaza y pide perdón al pueblo palestino".

Sobre la conferencia internacional de paz que se celebrará próximamente en Annapolis (Estados Unidos), el presidente palestino sostuvo que no hará "ningún sacrificio".

Abás ha explicado que en esa reunión pedirá la aplicación de las resoluciones de la ONU, la iniciativa árabe de paz y la Hoja de Ruta para la creación de un Estado palestino independiente de acuerdo con las fronteras de antes de la guerra de 1967, con Jerusalén oriental como capital, además del retorno de los refugiados palestinos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS