Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presunto tráfico de niños de Chad a Francia

Una ONG pretendía llevarse a 103 chicos en un avión fletado por españoles

Cuatro mujeres y tres hombres, tripulantes de la compañía catalana Girjet, dedicada a vuelos chárter exóticos y de carga, fueron retenidos ayer por las autoridades chadianas en una comisaría de Abéché, al sur del país. El avión, un Boeing 757-200, había sido desalojado y precintado por la policía local 36 horas antes, poco después de aterrizar procedente de Madrid y minutos antes de embarcar a 103 niños que iban a ser trasladados por la ONG francesa El Arca de Zoé hasta Francia.

Los miembros de la tripulación son el comandante Agustín Rey, el copiloto Sergio Muñoz, la jefa de cabina Tatiana Suárez y los auxiliares de vuelo Sara López, Carolina Jean, Mercedes Calleja y Daniel González.

El gerente de la empresa barcelonesa Girjet, Oriol Comabella, explicó que el comandante contactó con la compañía para informar de que "todos se encuentran bien, en esa especie de comisaría junto al aeropuerto, y no han sido detenidos ni acusados de nada". Rey confirmó también que la policía les había retirado los pasaportes y los móviles. Poco después las cuatro mujeres fueron trasladadas a unas instalaciones del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados en Abéché.

Fuentes diplomáticas españolas indicaron que los tripulantes se encontraban detenidos y calificaron la operación de "completamente anormal". Según Girjet, "se trataba de un vuelo humanitario y todos los papeles estaban en regla". "No sé si es legal o no lo que hacía la ONG, nosotros nos hemos limitado a garantizar el transporte. Es como cuando alguien alquila un camión", añade el gerente.

Aunque algunas informaciones señalaron que los tripulantes habían sido detenidos por carecer de permiso para aterrizar en Abéché, una localidad próxima a Sudán desde la que la ONG francesa intentaba embarcar a los 103 niños, la empresa española aseguró que los derechos de sobrevuelo y aterrizaje habían sido "bendecidos tanto por el Gobierno francés como por el del Chad".

"Ayer nos pusimos en contacto con el gabinete de Exteriores en Madrid y nos confirmaron que el vuelo era legal", dice Comabella. "El problema es que Exteriores se rige por lo que sale en la prensa francesa y cada poco cambia de versión. Es un tema político".

Fuentes de Exteriores respondieron que hay que tener en cuenta que hay una investigación judicial en marcha y que se trata de un tema oscuro que tiene que aclararse. "Nosotros no podemos interferir", afirmaron. "La compañía nos merece todo el crédito", añadieron.

El gerente explicó que Girjet fue contratada por 125.000 euros ("que ya hemos cobrado") por un intermediario conocido (Cargo Leasing Luxemburgo), que a su vez dijo trabajar para "una ONG que quería recoger en Abéché a 100 o 150 niños que iban a ser operados en Francia".

Según el gerente de la empresa catalana, creada hace cuatro años, el agente les aseguró al contratar el flete que "era un vuelo humanitario y que la responsable de esa ONG era Cecilia Sarkozy", la ex mujer del presidente francés.

Girjet afirma, además, que los planes de ruta y los derechos de sobrevuelo fueron organizados por la ONG "después de negociar" con el Gobierno francés. "El flete previsto era Madrid-Djamena-Abéché-Reims, y ellos nos lo dieron todo hecho, nosotros no tuvimos que hacer nada".

El gerente asegura que los papeles tenían un sello de las autoridades del Chad sobre el epígrafe del motivo del vuelo, donde ponía: "Rescate de niños".

Los responsables de la empresa aérea catalana se quejan además de que el Ministerio de Exteriores de España los ha dejado "en el abandono". "Allí no hay embajador ni cónsul, lo más cerca es Camerún y hasta el lunes no va a llegar allí. Hemos llamado a los teléfonos de emergencia consular y están apagados". Comabella dice que el intermediario que contrató el vuelo y un contacto de Girjet —"un broker del petróleo llamado Phoenix Fuel"— iniciaron esta noche las gestiones para desbloquear la situación.