Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición birmana denuncia una ola de detenciones esta madrugada en la antigua capital

Miembros de la disidencia aseguran haber visto ocho camiones con prisioneros salir de Yangon esta noche.- Una radio opositora afirma además que unos 147 miembros del partido de Aung San Suu Kyi están bajo arresto

Un número indeterminado de personas han sido detenidas hoy por las fuerzas de seguridad en Yangon, la ciudad más importante de Myanmar (antigua Birmania), un día después de que el enviado especial de la ONU, Ibrahim Gambari, se entrevistara con el líder de la Junta Militar, Than Shwe, para intentar solucionar la crisis. Entre los arrestados, según los datos de la disidencia, se encuentran 147 parlamentarios de la formación que lidera Aung San Suu Kyi. También ha sido arrestada una empleada de Naciones Unidas, junto a su marido y otros dos miembros de su familia, según el representante de la ONU en Birmania, Charles Petrie.

Fuentes de la disidencia han indicado que los arrestos se realizaron anoche y esta madrugada en áreas cercanas a la pagoda de Shwedagon, uno de los centros de las protestas y lugar sagrado de los monjes budistas.

Ocho camiones de prisioneros

Según testigos,unos ocho camiones que transportaban prisioneros fueron vistos mientras atravesaban las calles del casco viejo de Rangún.

Además, al menos diez parlamentarios de la Liga Nacional por la Democracia (LND) y 137 miembros de ese partido, la principal formación opositora de Birmania, han sido detenidos por las protestas contra la gobernante Junta Militar, según ha informado la radio La Voz Democrática de Birmania.

La emisora de la disidencia, con base en Oslo (Suecia), ha señalado que el último de los arrestados es U Saw Lwin, elegido en las legislativas de 1990, ganadas por la LND y cuyos resultados nunca fueron reconocidos por el régimen militar.

El portavoz de la LND, U Nyan Win, declaró a ese medio que el parlamentario fue arrestado la noche del 26 de septiembre bajo la promesa de ser liberado tras el interrogatorio, hecho que luego no se produjo. El portavoz también denunció el arresto ese día de U Paw Thein, U Bo Se y U Maung Than, todos integrantes de la LND.

1.900 detenidos entre los manifestantes

La Voz Democrática de Birmania también informa de que unas 1.900 personas, entre bonzos, monjas budistas, estudiantes y civiles, permanecen detenidas en el colegio técnico de Insein, al norte de Rangún, habilitado para dar cabida a los prisioneros a los que las autoridades implican en las multitudinarias manifestaciones.

Según la fuente, entre los prisioneros hay monjes de entre 16 y 18 años y novicios de cinco y diez años, que, al igual que las monjas budistas, han sido obligados a llevar ropas civiles. Añade que los detenidos, que son vigilados por tropas del Batallón 77, una de las divisiones militares encargadas de reprimir las protestas, podrían ser enviados a cumplir trabajos forzados en el campo de prisioneros de Sagaing

Birmania está gobernada por los militares desde hace 45 años y no celebra elecciones parlamentarias desde 1990, cuando el partido oficial perdió estrepitosamente ante la LND de Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz y en arresto domiciliario desde 2003.

Suu Kyi se reunió de nuevo el martes con Ibrahim Gambari, enviado especial de la ONU a Birmania para buscar una solución a una crisis que, desde el 25 de septiembre, y según la disidencia, ha costado la vida a unas 200 personas, aunque la Junta Militar sólo reconoce 10 muertes.

La UE endurecerá sus sanciones contra el régimen birmano

Los países de la Unión Europea (UE) acordaron este miércoles en el seno del Comité de Representantes Permanentes de los 27 países comunitarios (Coreper), endurecer sus sanciones contra el régimen birmano, aunque las nuevas medidas deberán ser aprobadas por los ministros de los Veintisiete durante el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores del próximo 15 de octubre.La presidencia de turno portuguesa ha explicado en un comunicado que el Coreper, encargado de preparar la cumbre ministerial, ha tratado este miércoles la situación en Myanmar y que los países europeos han subrayado la importancia de continuar con la acción política y diplomática hacia la antigua Birmania, involucrando a "actores clave, especialmente en la región" y manteniendo el diálogo en las Naciones Unidas. Además, expresaron su preocupación por la "apremiante situación" de la población birmana y pidieron a la Comisión Europea (CE) que estudie vías para incrementar la asistencia humanitaria.Desde 1996, la UE aplica medidas restrictivas contra las autoridades de Birmania que incluyen el embargo sobre la venta de armas y la congelación de los bienes en Europa de los altos cargos del régimen y sus familiares. Estas sanciones se revisan anualmente y se combinan con una ayuda humanitaria a la población por valor de ocho millones de euros anuales.

Más información