Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brown prevé ceder el control de la provincia de Basora a Irak en dos meses

El primer ministro anuncia la retirada de 1.000 soldados a finales de este año

El primer ministro británico Gordon Brown (i) da la mano a su homólogo iraquí Nuri al Maliki
El primer ministro británico Gordon Brown (i) da la mano a su homólogo iraquí Nuri al Maliki AP

Gordon Brown ha anunciado hoy en Irak que el Reino Unido retirará más de 1.000 soldados del país a finales de este año y que espera que las autoridades iraquíes tomen el mando de la provincia de Basora en dos meses, tal y como lo anunció en una rueda de prensa conjunta el primer ministro iraquí Nuri al Maliki. El mandatario británico aterrizó esta mañana en Bagdad en una visita sorpresa, su primera como Primer Ministro en el país árabe, para establecer los detalles de la retirada escalonada de su Ejército.

"Estamos preparados para asumir la seguridad de Basora antes de diciembre y lo haremos", dijo Al Maliki después del encuentro en su oficina de la Zona Verde de Bagdad. "Basora será una de las provincias donde las tropas iraquíes recuperarán la seguridad". Al Maliki no hizo referencia al repliegue de las tropas británicas.

Brown confirmó los planes de Al Maliki y afirmó que, según "se desarrollen los acontecimientos, podemos llegar a contar con 4.500 soldados en la zona". El primer ministro británico no explicó ninguna decisión relativa a la retirada de tropas para el próximo año.

Las tropas británicas desalojaron la base de Basora el pasado mes, acelerando las peticiones de la opinión pública de reducir la presencia en Irak. El Ejército británico cuenta con 5.000 soldados situados principalmente en la base aérea limítrofe con la ciudad de Basora, la segunda más grande de Irak, situada a 550 kilómetros al sudoeste de Bagdad.