Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ahmadineyad se pregunta en Nueva York quién causó el 11-S

El líder iraní pide también investigar más sobre el Holocausto y asegura que en su país no hay homosexuales

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, sigue creando polémica durante su estancia en Nueva York, donde participará en la sexagésimo-segunda Asamblea General de la ONU. Durante su intervención en la Universidad de Columbia abogó por preguntar en referéndum a los palestinos sobre su futuro e investigar más sobre el Holocausto y los "verdaderos involucrados" en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Su intervención estuvo precedida por la del rector de la Universidad, Lee Bollinger, quien leyó una dura declaración en la que le acusó de comportarse como un "mezquino y cruel dictador" y calificó de "ridícula y absurda" su actitud hacia el Holocausto, del que Ahmadineyad dice que es "un mito".

Precisamente, el líder iraní se refirió en varias ocasiones al holocausto, de cuya existencia aseguró no dudar, pero sí pidió que se investigue más y "desde distintas perspectivas".

"Hay investigadores que quieren acercarse al asunto desde perspectivas diferentes. ¿Por qué se les mete en prisión? ¿Por qué no se abre a todas las formas de investigación?", se preguntó.

Añadió que en Irán, "queremos a todas las naciones. Somos amigos del pueblo judío. Hay muchos viviendo en Irán de forma segura", pero sobre la cuestión palestina consideró necesario "solucionar un problema que tiene ya sesenta años. Sesenta años de desplazamientos, de asesinatos, de conflictos y terror a diario y de torturas en prisiones".

Preguntado por "los motivos por los que ayuda al terrorismo", argumentó que su país ha sido víctima del terrorismo y abogó por "investigar las verdaderas raíces de las causas del terrorismo".

En concreto, se refirió al ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 en EEUU y se preguntó retóricamente: "¿Por qué ocurrió? ¿Qué lo causó? ¿Qué condiciones llevaron a ello? ¿Quién estuvo realmente involucrado?".

Irán, según Ahmadineyad

Los estudiantes de la Columbia preguntaron a Ahmadineyad sobre la situación de la homosexualidad en su país, a lo que contestó que "nosotros no tenemos homosexuales como en su país (EEUU). No tenemos ese fenómeno", lo que provocó las risas generalizadas del auditorio.

Sobre el respeto de los derechos humanos en su país, aseguró que las mujeres, "las mejores criaturas creadas por Dios", son "las más libres del mundo", participan en todos los niveles de la sociedad y tienen muchas responsabilidades.

Además, aseguró que su país goza de una de las mayores participaciones de la sociedad y puso como ejemplo que "en las elecciones participa el 80 y el 90% de la población" y, respecto a la existencia de ejecuciones, apuntó que EEUU "también tiene pena de muerte" y también "mata a las personas que quebrantan ciertas leyes".

Mientras el presidente defendía en el aula la situación de los derechos humanos en su país y afirmaba que los iraníes son "felices y libres" para expresar lo que piensan, cientos de personas protestaban en la calle contra el mandatario por negar el Holocausto, rechazar la existencia de Israel y apoyar supuestamente a las milicias chiíes en Irak.

Discurso diplomático

Ahmadineyad declaró a su llegada a EE UU, donde mañana participará en la Asamblea General de la ONU, que Irán no cuenta con la bomba atómica y que entre sus propósitos tampoco está el entablar una guerra con Estados Unidos. El programa nuclear iraní, cuya finalidad presuntamente pacífica ha sido puesta en cuestión por Occidente, enfrenta a la República Islámica, que defiende su derecho al progreso, y EE UU, que está convencido de que Irán lo que busca en realidad es dotarse de la bomba atómica.

En unas declaraciones al canal de televisión CBS, el mandatario iraní mostraba su perfil más amable y diplomático: "El tiempo de las bombas atómicas ya ha pasado, Nosotros no necesitamos una bomba nuclear. No necesitamos eso. ¿Para qué usaríamos una bomba?", se preguntaba. Las declaraciones de Ahmadinejad chocan con el actual clima de tensión entre Occidente y el país asiático. El pasado sábado, Ahmadinejad presidió un desfile militar en Teherán donde se presentó un nuevo misil capaz de alcanzar a su eterno enemigo Israel. El líder iraní aprovechó la ocasión para advertir que está preparado ante un eventual ataque.

Por otro lado, Ahmadineyad se refirió a su frustrada visita a la llamada zona cero, el enorme solar provocado por el derrumbe de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, posicionándose contra el terrorismo y lamentando que no le hayan dejado homenajear a las víctimas del 11-S.

Zapatero defiende "agotar el diálogo" con Irán

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido hoy "agotar hasta el último momento" el diálogo con Irán sobre su programa de enriquecimiento de uranio, pero no ha descartado que Naciones Unidas acuerde, "aplicando las reglas", una resolución con sanciones contra Teherán. En rueda de prensa en Naciones Unidas tras participar en la Reunión de Alto Nivel sobre Cambio Climático, Zapatero no ha descartado las sanciones, pero sí "cualquier horizonte de confrontación". En su opinión, sería "un nuevo error de los que ya se han cometido en los últimos años.

Más información