Ucrania sellará Chernobil con una estructura de acero para evitar nuevas fugas

El proyecto, financiado a través de donaciones internacionales, costará 1.500 millones de euros y cinco años de trabajo

Las autoridades de Ucrania han aprobado sellar con un gran armazón de acero la central nuclear de Chernobil, que hace 21 años fue escenario de la peor catástrofe nuclear que se recuerda en Europa, informa la BBC. La ex república soviética ha contratado los servicios de una empresa francesa para levantar la estructura que reemplazará al viejo sarcófago que tapó la planta nuclear después del accidente de 1986.

Más información
Central nuclear de Chernóbil

El coste final de la obra supera los 1.500 millones de euros y costará cinco largos años el llevarla a cabo. Sólo entonces se podrá desmantelar pieza a pieza el fatídico reactor que contaminó la tierra y la atsmósfera de la antigua URRS y países limítrofes, causando 31 muertes en el momento de la explosión y miles de afectados durante la década que siguió al siniestro.

El presidente ucranio, Viktor Yushchenko, ha saludado el proyecto con estas palabras: "Hoy es probablemente la primera vez que podemos mirar fijamente a los ojos de la comunidad internacional y decirles que la solución al problema bautizado desde siempre como el problema Chernobil ha sido finalmente alcanzada".

La firma francesa Novarka construirá una gigantesca estructura de acero con forma de arco ovalado de 190 metros de alto y 200 metros de ancho. Cubrirá por completo la actual estructura del reactor y el fuel radiactivo que desató la tragedia en 1986. Y es que el reactor accidentado aún conserva el 95% de su material radiactivo original, y la exposición a las duras condiciones metereólogicas de la zona y la escasa calidad de los materiales que rodean el dispositivo nuclear amenazan con nuevas fugas.

En paralelo, Ucrania ha firmado otro contrato con la estadounidense Holtec para construir un gran almacen que haga las funciones de vertedero donde guardar los residuos nucleares generados por Chernobil.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Ambos proyectos han sido posibles gracias a las donaciones internacionales. Los fondos recibidos son administrados por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. Su presidente, Jean Lemierre, ha dicho que el continuo compromiso por una energía limpia de las autoridades ucranias y el respaldo de la comunidad internacional han sido vitales para que estos proyectos se hayan hecho realidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS