Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nacionalistas Istiqlal ganan las elecciones en Marruecos

El Partido Justicia y Desarrollo culpa a los partidos tradicionales.- La participación ha sido del 37%

El nacionalista Partido Istiqlal, con 63 años de historia, ha arrebatado la victoria a los islamistas moderados del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), que partían como favoritos, en las elecciones legislativas celebradas el viernes y en las que la participación fue sólo del 37%.

Los datos oficiales, aún parciales, de los segundos comicios legislativos celebrados bajo el reinado de Mohamed VI dieron la sorpresa, al revelar como ganador al histórico partido nacionalista marroquí fundado en 1944 por Allal el Fassi, que adelanta en cinco escaños al PJD.

El partido Istiqlal, cuyo secretario general es Abbas el Fassi, formaba parte de la coalición de cinco partidos que gobernó Marruecos durante los últimos cinco años con el primer ministro Dris Yetú al frente y en estos comicios ha logrado incrementar en siete los escaños que obtuvo en 2002.

El PJD, que partía como favorito en los escasos sondeos publicados antes de las elecciones, logró 47 escaños, según los resultados aún parciales, muy lejos de los casi setenta que sus líderes confiaban en poder ganar en estos comicios.

Tras conocerse los resultados, el PJD ha acusado a algunos de sus oponentes políticos de haber "utilizado dinero" para ganar más escaños.

Los islamistas moderados liderados por Saad Edine El Othmani incrementan de este modo en sólo cinco escaños los que alcanzaron en 2002 y que les convirtió entonces en la tercera fuerza política del país, aunque no entraron a formar parte del Gobierno.

La victoria del Istiqlal ha sido anunciada por el ministro del Interior, Chakib Benmusa, quien reveló que el índice de participación en las elecciones del viernes fue de sólo el 37% de los 15,5 millones de electores inscritos.

Por detrás del Istiqlal y del PJD quedó el partido rural y bereber Movimiento Popular, con 43 escaños, seguido del Reagrupamiento Nacional de los Independientes, (RNI), que obtuvo 38 escaños, y de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), que alcanzó 36 puestos en la Cámara de Representantes.

Alta abstención

El mayor índice de abstención en las elecciones legislativas se ha registrado registró en la principal ciudad del país, Casablanca, según señaló el ministro marroquí de Interior, Chakib Benmusa.

Los índices más bajos de participación se dieron en la ciudad de Casablanca, con el 28%, seguida por la zona del este del país con 31% y de la región de Tetuán-Tánger, con el 34%.

Según los datos finales anunciados por el ministro marroquí de Interior, Chakib Benmusa, el índice definitivo de participación en los comicios legislativos ha alcanzado sólo el 37% del total de 15,5 millones de electores inscritos.

A pesar de los resultados electorales es el rey Mohamed VI el que manda formar Gobierno por lo que el partido más votado no tiene porque ser el que ocupe el Ejecutivo.