El Gobierno de EE UU investiga los lazos de sus ONG con grupos terroristas

El proyecto, denominado "Sistema de Control de Colaboradores" obligará a las entidades a facilitar datos de sus cooperantes.- La alianza Interaction denuncia que aumentará el riesgo de ataques terroristas

El Gobierno de Estados Unidos ha presentado en el Registro Federal un proyecto denominado "Sistema de Control de Colaboradores" (Partner Vetting Sistem-PVS) que pretende obligar a las entidades que reciben fondos de la Agencia para el Desarrollo Internacional de EEUU (USAID) a facilitar los datos de los colaboradores en sus proyectos con el objeto de detectar posibles lazos con grupos terroristas.

El reglamento que USAID pretende sacar adelante, según publica hoy el diario estadounidense The Washington Post, exige que las entidades a las que subvenciona proporcionen los datos personales de todos aquellos que proponen o solicitan acuerdos financiados por la agencia estadounidense que canaliza la ayuda humanitaria internacional.

Según publica este diario, el plan de control de las ONG incluirá el registro de datos personales, números de teléfono y direcciones de correo de los cooperantes. Este programa, según el Post, mantendrá en secreto su información y no explicará en ningún caso los motivos por los que las ONG son rechazadas si se encuentran vínculos sospechosos.

Hasta el momento y según una iniciativa administrativa de Bush anterior a este plan, se solicitaba a las ONG que comprobasen si sus trabajadores guardaban relación con grupos terroristas incluidos en la lista del Departamento de Estado y se lo indicasen a USAID.

Riesgo de atentados

La mayor alianza en EEUU de organizaciones no gubernamentales humanitarias que trabajan en el exterior, Interaction, ya ha manifestado que el proyecto del Gobierno de Bush aumentará el riesgo de ataques terroristas "al ser percibidos como una extensión" del espionaje.

En una carta remitida la semana pasada por el presidente de Interaction, Samuel A. Worthington, a los responsables del citado proyecto de USAID, que prevén su entrada en vigor el próximo 27 de agosto, la alianza de ONG estadounidense afirma que esa iniciativa "pone en peligro la vida de los ciudadanos estadounidenses que participan en actividades humanitarias en el exterior". Añade que "si son percibidos como una extensión de los servicios de espionaje, los ataques terroristas contra ellos no harán sino aumentar".

Lo más visto en...

Top 50