EE UU expulsa a una inmigrante mexicana refugiada desde hace una año en una iglesia

Elvira Arellano ha sido separada de su hijo, de ocho años, nacido en Estados Unidos

Los Ángeles / Madrid - 20 ago 2007 - 11:08 UTC

La inmigrante ilegal mexicana Elvira Arellano, conocida activista que se refugió en una iglesia de Chicago durante un año para evitar su deportación y la separación de su hijo de ocho años, nacido en Estados Unidos, ha sido detenida y deportada a México en las últimas horas.

La mujer fue entregada en la frontera de Tijuana a las autoridades mexicanas a las 7.00, hora peninsular española. Arellano, de 32 años, llegó a Los Angeles el pasado sábado, al abandonar por primera vez su refugio para llevar a cabo una campaña a favor de la reforma de las leyes de inmigración. Esta mujer se ha convertido en símbolo de la lucha de las personas indocumentadas cuyos hijos han nacido en Estados Unidos. El sábado dijo que no temía ser detenida por los agentes de inmigración. "Tengo sólo dos alternativas: me voy a mi país, México, o me quedo y sigo luchando. He decidido quedarme y luchar", explicó.

Arellano llegó al Estado de Washington de forma ilegal en 1997. Poco después fue deportada a México, pero regresó y se mudó a Illinois en 2000, donde consiguió trabajo limpiando aviones en el Aeropuerto Internacional O'Hare. Allí fue detenida en 2002 y condenada por trabajar con un número falso de la Seguridad Social. Debía entregarse a las autoridades en agosto, pero se refugió en la iglesia de Chicago el 15 de agosto de 2006 y no salió de allí hasta que decidió que la llevaran en coche a Los ngeles, según relató Coleman.