Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bomberos españoles trabajan ya sobre el terreno

La ayuda humanitaria desde España comienza a llegar a Perú

La ayuda y la solidaridad españolas, junto a las de otros países, empezaron a llegar a la costa central de Perú, donde algunas poblaciones quedaron devastadas en el terremoto de 8 grados en la escala de Richter que sacudió este país el pasado jueves.

Aparte de los cinco especialistas españoles en desastres que llegaron a Perú el viernes por la mañana, un grupo de 14 españoles pertenecientes a Bomberos Unidos Sin Fronteras, con cuatro perros entrenados para la localización de personas entre los escombros, han aterrizado también en el aeropuerto de Pisco, la población más afectada por el desastre. Los bomberos y sus perros ya han inicado la búsqueda de posibles supervivientes entre los restos de las casas de la ciudad, construida en su mayor parte con adobe y cañas y que ha quedado destruida en un 80%, según las autoridades.

El viernes por la noche llegaron también a Pisco, a bordo de un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Peruana procedente de Lima, tres plantas potabilizadoras de agua enviadas por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), que podrán servir para el suministro de 7.500 personas. Otro avión español ha llegado este sábado al aeropuerto de Pisco con 100 toneladas de ayuda humanitaria y 11 técnicos en desastres, que, según la AECI, no será el último de los piensa enviar a Perú para paliar las necesidades de los miles de afectados. La ayuda está compuesta esencialmente por alimentos, medicinas, mantas y tiendas de campaña, que la Defensa Civil de Perú ha solicitado para poder atender las necesidades primarias de los afectados.