China expulsa a cuatro miembros de Reporteros Sin Fronteras

La organización exige a Pekín la liberación del centenar de periodistas disidentes encarcelados

Madrid / París - 07 ago 2007 - 13:11 UTC

Cuatro representantes de la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) han sido expulsados hoy de China tras la celebración, el pasado lunes, de una rueda de prensa para la que no tenían autorización. Los militantes impulsan una campaña de denuncia contra la situación de los derechos humanos en la República comunista aprovechando la atención mundial sobre los inminentes juegos olímpicos de Pekín, en 2008. Vestidos con unas camisetas que llevan impresos los aros olímpicos en forma de esposas, los responsables de la organización hicieron un llamamiento a las autoridades chinas para que pongan en libertad al centenar de periodistas, internautas y militantes de la libertad de expresión que actualmente se encuentran encarcelados en el país.

"No es posible celebrar una gran fiesta del deporte, como los Juegos Olímpicos, a la sombra de las prisiones chinas", ha denunciado el secretario general de la organización, a las puertas del edificio del Comité Organizativo de los Juegos Olímpicos de Pekín (BOCOG). Para Ménard, el eslogan oficial One world, one dream (Un mundo, un sueño), "suena cada vez más vacío". RSF, que ha emprendido una campaña mundial que prevé acciones en Pekín, Montreal, París y Nueva York, denuncia que China no ha mantenido sus promesas en relación con la mejora de la situación de los derechos humanos y sigue dando muestras de cinismo al referirse al espíritu olímpico".

El presidente de Reporteros sin Fronteras, el español Fernando Castelló y la vicepresidenta de la organización, la austriaca Rubina Möhring, han exigido a Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional, que actúe. "El COI dispone de un año para conseguir lo que ni siquiera ha pedido todavía: la libertad de los periodistas y ciberdisidentes encarcelados, el fin de la censura en Internet y la libre circulación de los corresponsales extranjeros por el país", indicaron los representantes de la organización.

"Las autoridades chinas engatusaron a todos, incluidos nosotros cuando acudimos al país, en el pasado mes de enero", han añadido los responsables de Reporteros sin Fronteras, en referencia a las promesas incumplidas por las autoridades asiáticas.

Los cuatro miembros de la delegación, que dirigió una "pequeña manifestación" al término de la conferencia de prensa, fueron interrogados la misma noche del lunes. La docena de periodistas que cubrían la movilización también fueron retenidos por las autoridades chinas durante, al menos, una hora, ha relatado Robert Ménard, quien ha subrayado "el cinismo del que hace gala China organizando unos juegos olímpicos".

Lo más visto en...

Top 50