Dinamarca saca en secreto a civiles de Irak y les proporciona asilo

El Gobierno del país escandinavo no ha dado a conocer la noticia antes por temor a que se produjeran ataques a los aviones

Dinamarca ha sacado en secreto de Irak a unos 200 civiles que trabajaron para su Ejército como ayudantes e intérpretes en virtud de un acuerdo de asilo.

El último de los tres vuelos militares daneses en los que viajaban los iraquíes y sus familias partió de la ciudad de Basora el viernes, mientras que los otros dos llegaron a Dinamarca a comienzos de esta semana. Esta operación se ha mantenido en secreto hasta ahora por miedo a posibles ataques a los aviones por parte de milicianos.

En Dinamarca se debatió acaloradamente qué se haría con los civiles iraquíes que estaban colaborando con las tropas danesas. El Gobierno decidió este año que en agosto sacaría a los 480 militares que estaban en Basora.

El 27 de junio, el Ejecutivo anunció que ofrecería visados a aquéllos que quisiesen solicitar asilo en Dinamarca y ayuda financiera o un empleo en las misiones danesas a los que prefiriesen quedarse en Irak.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS