Bolivia llevará al Parlamento Amazónico su litigio con Brasil por dos presas

Legisladores de los departamentos bolivianos de Beni y Pando plantearán ante el Parlamento Amazónico su desacuerdo con la construcción por parte de Brasil de dos presas sobre un río fronterizo por los daños medioambientales que causarán, según informaba ayer la prensa local.

Marisol Abán, diputada del opositor Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR, derecha) y miembro del citado Parlamento, explicó que las obras proyectadas por Brasil provocarán inundaciones en unos 530 kilómetros cuadrados en plena Amazonia.

Las presas se elevarán sobre el limítrofe río Madera y permitirán la construcción de dos hidroeléctricas consideradas estratégicas por Brasil, con las que aspira a generar 6.450 megavatios, equivalentes a casi el 8% de la demanda brasileña.

El Gobierno de Bolivia solicitó la semana pasada al de Brasil una reunión de ministros para analizar los posibles daños al medio ambiente en territorio boliviano que provocará la construcción de las presas. En respuesta, el ministro de Exteriores de Brasil, Celso Amorim, propuso a su homólogo boliviano, David Choquehuanca, que equipos de ambos países se reúnan a fines de este mes para discutir el tema.

El Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama) extendió a primeros de julio la correspondiente licencia para emprender las obras.

Por su parte, en la carta enviada a su colega boliviano, Amorim resalta que se trata de un proyecto "de fundamental importancia para atender las necesidades energéticas brasileñas" y que la decisión de llevarlo a cabo se tomó "con base en completos y fundamentados análisis de sus implicaciones económicas, sociales y ambientales".

El Parlamento Amazónico, fundado en 1989, está integrado por los Congresos nacionales de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

Lo más visto en...

Top 50