Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una explosión en Beirut mata a un parlamentario antisirio a su hijo y a otras ocho personas

En el atentado, que tuvo lugar en el muelle de la capital, al menos seis personas resultaron heridas

El parlamentario libanés Walid Eido, uno de sus hijos y ocho personas que se encontraban con ellos han muerto en un atentado que iba dirigido contra el político antisirio, según han señalado varias televisiones libanesas citando fuentes de la seguridad libanesa.

Eido pertenecía al partido Saad al-Hariri, mayoritario en el parlamento libanés. Entre los muertos, además del diputado antisirio, está su hijo Jaled, dos guardaespaldas, dos civiles, al parecer transeúntes, y cuatro personas más. Dos de estas últimas no ha podido ser identificadas al estar sus caras totalmente desfiguradas.

Eido ha sido un opositor ruidoso de la influencia siria en Líbano y un aliado del ex primer ministro Rafik Hariri antes de que éste fuera asesinado con un coche bomba en febrero de 2005. El asesinato de Eido llega sólo tres días después de que una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU entrara en vigor estableciendo un tribunal internacional que investigará el asesinato de Hariri.

Las televisiones han mostrado mostrando imágenes de los enormes destrozos causados por el coche bomba, que ha explotado en la zona conocida como Al Menara, cerca de las playas de Long Beach y de Sporting.

Con ésta ya son seis las explosiones que han golpeado Beirut en las últimas cuatro semanas. Dos personas murieron en las precedentes cinco, todas causadas por bombas.

Reacciones

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, ha condenado como "un crimen odioso y cobarde" el atentado con coche bomba contra el diputado libanés Walid Eido. "Francia, junto a la comunidad internacional, está al lado del Líbano frente a estos repetidos intentos de desestabilización. Los que los inspiran tienen que saber que no lograrán sus fines", afirmó Kouchner en un comunicado.

Los principales líderes libaneses han condenado, de modo unánime, el atentado con coche bomba. El presidente del país, Emile Lahud, ha declarado que el crimen es un nuevo eslabón en la serie de actos terroristas cometidos en territorio libanés.

Bush exige el fin de la injerencia de Siria e Irán en Líbano

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha exigido el fin de las "injerencias" de Damasco y Teherán en Líbano tras el asesinato del parlamentario antisirio libanés Walid Eido, que ha condenado "enérgicamente". En un comunicado distribuido por la Casa Blanca, Bush recuerda que "ha habido una clara pauta de asesinatos y de intentos de asesinatos desde octubre de 2004. Los objetivos siempre han sido quienes trabajan en favor de un Líbano soberano y democrático".

Más información