Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush negocia con Polonia sobre el escudo antimisiles a pesar de la oposición rusa

Ayer, Putin ofreció a EE UU instalar el sistema en Azerbaiyán en vez de en Europa del Este

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha dicho hoy que su país negociará un acuerdo con Polonia sobre el despliegue de interceptores como parte un sistema antimisiles en ese país, a pesar de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le ha propuesto no ubicarlos allí. Ayer, Bush y Putin mantuvieron una reunión, durante la cumbre del G-8, en la que el mandatario ruso le propuso la colocación de parte del escudo antimisiles estadounidense en Azerbaiyán, en vez de en República Checa y Polonia. Tras el encuentro, Bush calificó la medida de "interesante".

Sin embargo, hoy, en una comparecencia conjunta con el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, Bush ha declarado que EE UU continuará con las negociaciones. "Agradezco el apoyo al despliegue de los interceptores del sistema antimisiles aquí en Polonia", ha dicho Bush, quien hizo una visita relámpago a este país de Europa del Este para expresar su respaldo al Gobierno por su disposición a cooperar en el proyecto militar estadounidense.

Bush ha declarado que EE UU negociará "un acuerdo justo" con el Gobierno de Varsovia para la construcción de las instalaciones, que albergarán diez cohetes anti-misiles. Ese pacto "reforzará la seguridad de Polonia y de todo el continente contra regímenes renegados que puedan querer extorsionar a las naciones libres", según Bush.

La propuesta rusa

El presidente de EE UU ha manifestado así su voluntad de continuar con el plan de desplegar el escudo antimisiles, que contará con un radar en la República Checa, pese a que Putin le propuso ayer no construir esas instalaciones en Europa del Este. En su lugar, Putin ofreció personalmente a Bush en una entrevista el uso de un radar ya existente en Azerbaiyán.

En ese encuentro sugirió que se aplazara el despliegue de interceptores hasta que se tuviera constancia de que un país hostil como Irán hace pruebas con proyectiles con una autonomía suficiente para llegar a Europa. No obstante, Putin ha aceptado hoy en una rueda de prensa en el balneario alemán de Heiligendamm, donde ha tenido lugar la cumbre del G-8, la idea de instalar esos cohetes, aunque no en Europa del Este, sino en Turquía, Irak o en plataformas marítimas o buques.

Bush, que ha mencionado varias veces su encuentro con Putin durante su declaración con su homólogo polaco, ha reiterado que EE UU "acogería positivamente" la cooperación rusa en el sistema antimisiles, que "no está dirigido contra Rusia". El presidente ha señalado que el grupo de trabajo que ambos países tienen previsto formar con expertos militares y de los ministerios de asuntos exteriores "discutirá diferentes oportunidades y opciones" de cooperación en la defensa antimisiles.