Cumbre del G 8

El G 8 acuerda una reducción "sustancial" de las emisiones de CO2 en el marco de la ONU

La UE logra convencer a Estados Unidos de que sea Naciones Unidas la que encabece la lucha contra el cambio climático

Heiligendamm / Madrid - 07 jun 2007 - 14:14 UTC

Los líderes de los siete países más industrializados del mundo y Rusia, reunidos hasta mañana en Heiligendamm (Alemania), han alcanzado un compromiso para reducir de forma "sustancial" las emisiones de gases de efecto invernadero bajo el amparo de Naciones Unidas, según ha anunciado en rueda de prensa la anfitriona del encuentro y canciller alemana, Angela Merkel, que ha calificado el acuerdo de "gran éxito". Los países europeos han logrado convencer a Estados Unidos de que la lucha mundial contra el cambio climático se afronte dentro del marco de la ONU.

Más información

Estados Unidos ha precisado durante la noche que el acuerdo es orientativo y no establece limites, según ha señalado el Consejo de Seguridad Nacional de EE UU, Stephen Hadley. Al anunciar el pacto, la canciller Angela Merkel ha dicho que el documento recoge "explícitamente" el objetivo de reducir en 50% las emisiones hasta el año 2050.

No obstante, Merkel ha reconocido que el acuerdo ha sido posible gracias a la formulación "toman seriamente en consideración", lo cual no implica la promesa de ajustarse a esos objetivos numéricos, como hubiera querido Merkel, sino que los asumen como base de discusión.

Próximo objetivo: Bali

Los límites concretos a esas emisones podrían fijarse, tras el compromiso alcanzado este jueves, a partir de las negociaciones que comenzarán en diciembre próximo en Bali (Indonesia) bajo los auspicios de Naciones Unidas. El plan del presidente de EE UU, George W. Bush, abogaba por reunir a los 15 países más contaminantes del planeta para llegar a un acuerdo sobre la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, pero al margen de la ONU. Los socios del G 8 han convencido a Bush para que su iniciativa se incluya en un proceso global pilotado por Naciones Unidas.

"Hemos allanado el camino para que en la reunión de Bali los ministros de Medio Ambiente puedan empezar a negociar", ha dicho Merkel. Visiblemente satisfecha, la canciller alemana ha señalado que los miembros del G 8 tratarán de ganarse para la causa en la lucha contra el cambio climático a sus colegas del G 5, los cinco países emergentes más importantes del mundo: China, India, México, Brasil y Suráfrica. Todos ellos, los líderes del G 8 y del G 5, celebrarán mañana en Heiligendamm una reunión conjunta en la que el cambio climático será el tema central. Merkel, ex ministra de Medio Ambiente, ha hecho del cambio climático el tema central de la cumbre, en la que Alemania determina la agenda por ser el país anfitrión.

La canciller alemana ha reconocido que lograr un compromiso que recogiera de forma explícita una reducción "como mínimo" del 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2050 era "difícil", y ha achacado el éxito al liderazgo de los miembros europeos del G 8 y a su capacidad de atraer a Japón, Rusia y Canadá. Merkel ha destacado asimismo la importancia de que el acuerdo se negocie en el marco de la ONU, que, ha señalado, "es el foro multilateral" más adecuado para un acuerdo que "ha de tener legitimidad jurídica" y "credibilidad" en el seno de la comunidad internacional.

Acuerdo post-Kioto

En otra rueda de prensa, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha anunciado que el acuerdo alcanzado consta de cinco puntos, informa desde Heiligendamm Andreu Missé. El primero es que el cambio climático es un problema global que necesita respuestas globales. En segundo lugar, los países más ricos del mundo y Rusia coinciden en la necesidad de poner límites a las emisiones de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera y de alcanzar ese objetivo bajo el paraguas de Naciones Unidas. El cuarto punto es que el G 8 deberá haber llegado a un acuerdo sobre las emisiones de CO2 en 2009. En quinto lugar, se aboga por considerar muy seriamente la propuesta de la UE, Canadá y Japón de reducir al 50% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050.

La meta es que para 2009 quede fijado un acuerdo global contra el cambio climático que pueda sustituir al Protocolo de Kioto, que expira en 2012 y al que EE UU no se ha sumado. De ese pacto post-Kioto deberían formar parte, no sólo las naciones avanzadas, sino también países como India y China. El antecesor de Bush en la Casa Blanca, Bill Clinton, suscribió el Protocolo, pero Bush retiró la firma de Estados Unidos. De hecho, el actual presidente norteamericano sólo reconoció públicamente que el cambio climático es un "desafío" a principios de este año, y aceptar la idea de poner límites a las emisiones bajo el amparo de la ONU es un gran paso para una administración que se había negado de plano a contemplar el asunto anteriormente.

Dos lanchas rápidas de la organización ecologista Greenpeace invaden la zona de seguridad costera del balneario de Heiligendamm.CNN+

La última de Bush y Blair

Bush y Blair se han reunido hoy por última vez como líderes de dos de los países más poderosos del mundo. El primer ministro británico dejará su cargo el próximo 27 de junio. Para próximas reuniónes, Bush tendrá enfrente a Gordon Brown, número dos de Blair durante años y que le sucederá como premier y como candidato laborista en las elecciones. Tampoco Bush tendrá mucho más tiempo en el cargo, habida cuenta de que su mandato expira a finales de 2008.

Greenpeace irrumpe en la Cumbre

Dos lanchas rápidas de la organización ecologista Greenpeace han provocado una situación de alarma al entrar en la zona de seguridad costera alrededor del balneario de Heiligendamm, donde se reúnen los jefes de Estado y Gobierno del G-8. Las dos lanchas hinchables a motor han jugado durante unos diez minutos al gato y el ratón con lanchas militares y patrulleras de la Marina alemana hasta que han sido interceptadas. Más bien abordadas, ya que uno de los ocupantes de una de las barcas ecologistas ha visto cómo una lancha de vigilancia le pasaba por encima literalmente, provocando su hundimiento.Nada mas ser detenidos por las patrulleras, los activistas de una de las lanchas de Greenpeace han desplegado una bandera con el texto "G-8 act now" (G-8 actúa ahora), en referencia al cambio climático.

Lo más visto en...

Top 50