Víctimas de la matanza de Tiananmen piden a Europa que presione a China para que asuma su responsabilidad

Hoy se cumplen 18 años del asesinato de estudiantes desarmados en la plaza de Pekín a manos del Ejército chino

La plaza de Tiananmen vive hoy una calma total cuando se cumplen 18 años de la matanza de estudiantes desarmados a manos del Ejército chino. En Tiananmen murieron entre 400 y 2.000 manifestantes (según las fuentes) que protestaron durante dos meses de forma pacífica exigiendo el fin de la corrupción y más libertades -una exigencia que aún tiene vigencia-, e hizo peligrar por primera vez desde su llegada al poder en 1949 la dictadura del Partido Comunista (PCCh). Todavía hoy hay manifestantes encarcelados, y activistas y víctimas desean que Europa presione más al Gobierno comunista para que asuma su responsabilidad en la matanza.

"El embargo de armas de la UE se impuso por Tiananmen y está muy relacionado con la actitud del Gobierno para resolver los casos de muertes, arrestos y daños causados entonces por el Ejército. Mientras esto no se resuelva, el embargo no debe ser levantado", ha dicho Liu Xiaobo, considerado el ideólogo de la protesta.

La UE exige a Pekín, para levantar el embargo, garantías de respeto a los derechos humanos, pero todavía hoy los activistas de Tiananmen son perseguidos y acosados y al menos 13 de ellos permanecen en la cárcel desde entonces, según un comunicado de la ONG Chinese Human Rights Defenders, en el que están también los nombres de 10 ejecutados en los días siguientes al 4 de junio de 1989.

"Europa tiene miedo"

El Ejecutivo chino mantiene el expediente cerrado como secreto de Estado y alega que "el incidente del siglo pasado" fue necesario para mantener la estabilidad del país. Liu, prestigioso intelectual de 51 años que todavía hoy es vigilado y que inició una célebre huelga de hambre en el 89 en Tiananmen, dice que "Europa tiene miedo a perder terreno en el comercio con China, pero si fuera más exigente políticamente con Pekín se beneficiaría económicamente".

"El Parlamento Europeo podría pronunciarse y condenar la actitud de Pekín por Tiananmen. Este tipo de acciones podrían servir de presión al Gobierno chino y de apoyo a las personas que aún están luchando por obtener justicia por los fallecidos", opina Liu. "China es una dictadura, algo mejor que la norcoreana o la birmana. Pero Europa y la comunidad internacional condenan a esas dictaduras y apoyan a China". "China ha comprado el apoyo de muchos países con dinero y favores, está corrompiendo las relaciones internacionales" como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, ha añadido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La líder de Madres de Tiananmen (que agrupa a 128 familias de víctimas), Ding Zilin, ha manifestado que "Europa nunca debería levantar el embargo de armas" porque "el actual gobierno chino lleva una máscara de derechos humanos que sólo enseña en el exterior". Países como Francia, Alemania, España, Portugal e Italia están a favor del levantamiento del embargo. Pero en casi dos décadas el gobierno comunista se ha negado a reabrir el caso y muchos de los manifestantes han pasado muchos años en prisión, como Wang Guoqi, de 44 años y uno de los fundadores del movimiento pro-democracia en China, quien, según ha indicado, recuerda la prisión como algo "terrible". "Pasé 11 años en la cárcel por participar en el Partido Democracia y Libertad, desde 1992", explica Wang, un obrero desempleado que a pesar del castigo sigue activo políticamente.

Aunque los tres están seguros de que en un futuro habrá democracia en China, no creen que Pekín acceda a las peticiones de las víctimas de Tiananmen: dar una cifra de muertos con nombres y apellidos, asumir responsabilidades políticas y legales y una compensación a los lisiados y familias de los muertos. "El gobierno no va a asumir que el 4 de junio fue un error porque atentaría contra su propio poder. Si se abre el expediente se generará un efecto dominó, la primera reacción sería poner en duda a quienes están en el poder, que han llegado a través de la violencia y la corrupción", vaticina Liu.

Mantener el recuerdo

A pesar de los esfuerzos de los activistas para mantener viva la memoria de los sucedido hace 18 años, el silencio dentro de China está provocando que muchos de sus ciudadanos desconozcan la historia de su propio país. Un ejemplo de la escasa información que les llega es que la única mención indirecta del aniversario aparecida en los medios de comunicación es una noticia del sábado en el diario Youth Daily que elogiaba a la "heroica policía" china que mantuvo el orden y la seguridad en la plaza.

Sin embargo, muchos ciudadanos se niegan a permitir el olvido colectivo y una muestra de ello es la vigilia que ha tenido lugar en Hong Kong, donde unas 55.000 personas, según los organizadores, han recordado a todas las víctimas.

Miles de personas sostienen velas en Victoria Park, Hong Kong, para recordar a las víctimas de la matanza de estudiantes en Tiananmen
Miles de personas sostienen velas en Victoria Park, Hong Kong, para recordar a las víctimas de la matanza de estudiantes en TiananmenEFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS