Mueren siete palestinos y un israelí en nuevos ataques en Gaza, Jerusalén y Sderot

El Gobierno hebreo afirma que Haniya "perderá la cabeza" si le ocurre algo al soldado israelí retenido por Hamás

Un israelí ha muerto hoy a consecuencia de las heridas sufridas por un ataque palestino desde Gaza con cohetes Al Kasam en la ciudad de Sderot, han informado fuentes médicas. La víctima es un hombre que se convierte en el segundo ciudadano israelí muerto en circunstancias similares esta semana. Además, dos miembros del brazo armado de Al Fatah han muerto y cinco miembros de las fuerzas de seguridad israelíes han resultado heridos esta madrugada una emboscada de la milicia en Jerusalén este en respuesta a la ofensiva israelí. Anoche, cazas israelíes mataron a cinco miembros de Hamás en Gaza.

El israelí, de 36 años, ha sufrido el impacto de un cohete cuando conducía su coche, perdió el control del vehículo y chocó contra un muro de cemento. Fue evacuado en estado muy grave al hospital Barzilai, de la ciudad de Ashkelón, donde falleció posteriormente, han indicado las fuentes. Otro vecino de la localidad israelí también ha resultado herido en los ataques esta mañana, mientras que varias personas tuvieron que recibir primeros auxilios.

Milicianos de Hamás han reivindicado el ataque con tres cohetes Al Kasam, producido tras los lanzados por la aviación israelí, que ayer mató a cinco miembros de las fuerzas leales a los milicianos y esta madrugada hirió al menos a tres palestinos al disparar contra posiciones suyas en Gaza. El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, ha advertido hoy a los palestinos implicados en ataques contra israelíes de que "nadie goza de inmunidad".

Tiroteo en Jerusalén

El tiroteo en Jerusalén se inició cuando los dos milicianos se acercaron armados con pistolas al muro de separación a la altura del barrio de Sheik Said y comenzaron a disparar a los agentes israelíes, según el portavoz policial, Micky Rosenfeld.Al-Basheer, una facción hasta ahora desconocida de las Brigadas de Mártires de Al-Aksa, brazo armado de Al-Fatah, ha reivindicado la acción en un comunicado.

Los heridos, dos de ellos graves, son dos policías de fronteras y dos guardas del muro de seguridad, ha precisado Rosenfeld, quien ha agregado que ha muerto un transeúnte que resultó herido grave tras quedar atrapado en el tiroteo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ministros arrestados

Esta emboscada llega después de que el Ejército israelí arrestase a un ministro de Hamás y matase a cinco miembros de fuerzas leales al movimiento islamista. Tras estas acciones, su brazo armado ha advertido de que la comisión de atentados suicidas es "cuestión de tiempo".

Para el primer ministro palestino, Ismail Haniya, de Hamás, la ofensiva israelí que entra hoy en su décimo día es una "auténtica guerra" dirigida a "frustrar" al pueblo palestino, "extorsionarle y forzarle a aceptar órdenes del exterior". "Sin embargo, esta agresión no logrará sus objetivos y traerá peligrosas consecuencias", dijo en un comunicado de su oficina, difundido después de que cuatro bombardeos israelíes mataran a cinco miembros de las fuerzas auxiliares del movimiento islamista e hirieran a otros seis palestinos.

Aviones militares israelíes atacaron ayer por la mañana en menos de una hora cuatro instalaciones de esas fuerzas -también llamada ejecutivas y creadas tras el ascenso al poder de Hamás en marzo del pasado año- en el sur y el oeste de la ciudad de Gaza, así como en el oeste de Jan Junis y en Rafah, ambas al sur de la franja, según testigos y fuentes de la seguridad palestina. Los dos primeros bombardeos, registrados en el densamente poblado barrio de Zeitún y en el oeste de la ciudad, produjeron grandes explosiones y un intenso humo, visible desde lejos, según testigos. Los ataques en Jan Junis y Rafah no causaron víctimas.

Tras la ofensiva, el portavoz de las Brigadas de Azedín Al-Kazem, brazo armado de Hamás, Abu Obaida, ha asegurado en un comunicado que el "inicio de las operaciones de martirio (atentados suicidas)" en Israel y los territorios palestinos "son cuestión de tiempo".

Las Brigadas han lanzado este sábado por la tarde tres cohetes artesanales en el desierto israelí del Neguev, sin causar heridos, aunque uno de ellos ocasionó importantes daños materiales. Además, han reiterado su amenaza de secuestrar más soldados israelíes y asegurado que el cabo Guilad Shalit, cautivo desde el pasado junio, no será liberado si el Ejército mata a dirigentes islamistas.

La cabeza de Haniya

El primer ministro palestino, Ismail Haniya, "pagará con su cabeza si le tocan un pelo" al soldado israelí Guilad Shalit, cautivo por milicianos de su movimiento islamista Hamás, ha afirmado hoy el ministro israelí Rafi Eitán.

Eitán, ministro para Asuntos de los Jubilados y ex jefe del Servicio Secreto (Mosad), ha hecho estas declaraciones a la radio pública israelí a propósito de supuestas amenazas de portavoces de Hamás sobre la suerte de Shalit si siguen los ataques de la aviación israelí en Gaza.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS