Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blair: "Diez años son suficientes para mí y para mi país"

El primer ministro británico anuncia que deja la política el próximo 27 de junio

Será el 27 de junio. Diez años y un mes después de llegar a la presidencia de Reino Unido, Tony Blair dejará la política. "Empecé mi carrera política en Sedgefield y será aquí donde la termine", ha anunciado hoy el primer ministro británico. Allí ha hecho un balance de su recorrido y ha hecho hincapié en su apoyo a la guerra de Irak, una decisión que marcó su declive y que hoy hoy ha seguido defendiendo: "Con la mano en el corazón, hice lo que creía que era lo correcto", ha dicho.

Vestido con traje oscuro, corbata roja y sobre un fondo también rojo con el eslogan Nuevo Laborismo, Nueva Gran Bretaña, el premier, de 54 años, ha agradecido el apoyo recibido de su esposa Cherie y de sus cuatro hijos durante sus diez años de mandato.

El anuncio ha tenido lugar en el club laborista Trimdon de su circunscripción de Sedgefield, en el condado de Durham (al norte de Inglaterra). Blair presentará su dimisión como líder de los laboristas y su renuncia como primer ministro ante la reina Isabel II. "Hoy anuncio mi decisión de dimitir del Partido Laborista. El partido elegirá ahora un nuevo líder. El 27 de junio presentaré mi dimisión del cargo de primer ministro a la Reina", ha dicho.

"Diez años son suficientes para mí y para el país". En el repaso a su trayectoria, el primer ministro británico ha confesado que llegó al cargo con "grandes esperanzas y lo dejo con grandes esperanzas para el futuro", sin dar más detalles sobre sus planes.

"Os pido que aceptéis una cosa: con la mano en el corazón, hice lo que creía que era lo correcto", ha dicho cuando se ha referido al tema más polémico, su decisión de apoyar la guerra de Irak. Según ha explicado, tras los atentados del 11-S en Estados Unidos, lo correcto era "permanecer codo con codo con nuestro más antiguo aliado, y lo hice fuera de dudas". "Lo mismo ocurrió con Afganistán y con Irak". No obstante, ha admitido que "lo ocurrido desde entonces, con el terrorismo global y esos elementos que lo apoyan, ha sido implacable y sin descanso y costoso". Aunque muchos consideren que "no merece la pena", añadió Blair, "creo que simplemente tenemos que aceptarlo".

Como todos los jueves, el líder del partido laborista ha celebrado esta mañana una reunión con sus ministros en su residencia oficial de Downing Street; pero no ha sido una reunión como la de cada jueves: el de hoy ha sido un encuentro con "mucho sentido del humor y un gran espíritu de camadería", según las palabras del encargado de Asuntos de Irlanda del Norte, Peter Hain. En este encuentro, ha avanzado a su equipo de Gobierno su calendario de retirada, antes de hacerlo público.

Después, Blair se ha trasladado a la base de la Real Fuerza Aérea (RAF) de Northolt, a las afueras de Londres, para volar a su circunscripción de Sedgefield, al norte de Inglaterra, donde ha hecho el esperado anuncio.

Herencia

Blair será recordado por haber ayudado a traer la paz en Irlanda del Norte tras cuatro décadas de violencia. También por haber ganado tres elecciones consecutivas con el partido Laborista y por haber sido el creador de the Third Way, o la Tercera Vía. Bajo este lema el primer ministro logró alejar el partido laborista de sus tradicionales raíces de izquierda y acercarlo al centro.

Por otro lado, Blair deja su cargo sin el favor de muchos de sus electores y de parte del partido, que no le han perdonado que enviara tropas a Iraq en 2003. Una rebelión de los Laboristas lo empujó el pasado septiembre a anunciar que dimitiría en un año.