Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Rupérez presenta su dimisión de la ONU

El diplomático español, jefe del directorio de Naciones Unidas, comunica su marcha a Ban Ki-moon pero no precisa los motivos

El español Javier Rupérez ha presentado este viernes su dimisión como máximo responsable del Directorio del Comité Anti Terrorista de la ONU en una carta que remitió al secretario general del organismo, Ban Ki-moon. En la misiva, de sólo tres párrafos Rupérez expresa su satisfacción por haber tenido "el honor y el privilegio de trabajar para Naciones Unidas durante tres años" pero no precisa las causas de su decisión.

Javier Rupérez es el español de mayor rango en el organigrama de la ONU -con categoría de subsecretario general-, y manifiesta en la carta su intención de abandonar el puesto el próximo 30 de junio. El diplomático español ha tomado esa decisión siete meses antes de que el Consejo de Seguridad decida el futuro del directorio, cuyo mandato expira el 31 de diciembre.

El consejo debe decidir cuando concluya ese plazo si amplia el mandato de la instancia, la desmantela o la incorpora a otros departamentos de Naciones Unidas. La labor del directorio y del resto de departamentos de la ONU, que tienen objetivo similar, fue analizada en un informe realizado en abril por dos Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) para volver a diseñar la lucha contra el terrorismo en el seno de la organización.

En el documento, de carácter confidencial la Academia Internacional por la Paz y el Centro Contra Terrorista Global denunciaban "que la impresión generalizada es que ha descendido la atención de algunos miembros del consejo respecto al combate contra el terrorismo". En el informe preparado por ambas ONGs -que cooperan habitualmente con Naciones Unidas-, también se aludía a que tras el interés suscitado sobre el asunto por el 11-S han surgido "otras prioridades entre los miembros del consejo". En el documento se citaban asimismo "las tensiones que generan entre la secretaria general y el consejo la superposición de mandatos de los diferentes órganos" que se dedican en la ONU al combate contra el terrorismo internacional.

La misión del directorio dirigido por Rupérez, en el que trabajan 45 expertos de diferentes nacionalidades, es supervisar el grado de cumplimiento entre los estados miembros de los compromisos que adquieren en el seno de la organización en la lucha antiterrorista.

Nuevos retos

"Creo que he hecho lo que tenia que hacer, que era poner en marcha el funcionamiento del directorio, y que eso se los hemos hecho razonablemente bien", ha dicho Rupérez, que no quiso explicar las razones de fondo que han podido motivar su decisión.

"Pienso que ha llegado la hora emprender nuevos retos", se ha limitado a comentar el diplomático español, que tras enviar su carta de dimisión a Ban ha comunicado su decisión a su grupo de colaboradores en otra misiva en la que se despide de ellos y les agradece su "dedicación y trabajo". Tras abandonar la ONU, Javier Rupérez tiene previsto reingresar próximamente en el servicio exterior español como titular del consulado general en Chicago.