Muere el líder de Al Qaeda en Irak

El jefe terrorista ha resultado muerto en un enfrentamiento entre grupos insurgentes al norte de Bagdad

El líder de Al Qaeda en Irak, Abu Ayyub Al Masri, ha muerto este martes en un enfrentamiento con combatientes insurgentes al norte de Bagdad, según ha informado un portavoz del Ministerio de Interior. La noticia ha sido anunciada en la televisión iraquí, pero el ejército americano no ha podido aún confirmar la noticia.

Más información

Aunque en un principio la televisión estatal Al Iraqiya había anunciado que Al Masri había muerto tras una operación conjunta iraquí-estadounidense, el portavoz de Interior, Abdul Kareem Khalaf, ha asegurado que en la acción no han intervenido ni fuerzas iraquíes ni estadounidenses. "Tenemos datos concluyentes de inteligencia de que Al Masri ha muerto", ha dicho el portavoz, especificando que la batalla entre insurgentes se ha producido cerca de un puente en la localidad de Al Nibayi, al norte de Bagdad. En los últimos tiempos se han incrementado los combates entre Al Qaeda y otros grupos insurgentes árabes suníes en Irak, provocados como respuesta a la muerte indiscriminada de civiles por parte del grupo extremista islámico.

Al Masri, un egipcio, asumió el liderazgo de Al Qaeda en Irak después de que el extremista jordano Abu Musab al Zarqawi muriera en un ataque aéreo estadounidense en junio de 2006.

Las autoridades iraquíes han acusado a Al Qaeda en Irak de destruir un santuario sagrado chií en Samarra hace un año, un atentado que desencadenó una espiral de violencia interreligiosa que ha dejado a Irak al borde de la guerra civil total.

El Ejército estadounidense ha descrito a Al Masri, como un cercano colaborador de Al Zarqawi. Washington ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su cabeza.

Once muertos en un minibús

Por otra parte, once personas han muerto, entre ellas mujeres y niños, y otras tres se encuentran heridas en estado crítico después de que el minibús en el que viajaban fuera atacado a tiros en una carretera al sur de Bagdad.

El ataque tuvo lugar de madrugada, en un falso control instalado por un grupo de hombres armados en la carretera que une Latifiya (a 40 kilómetros al sur de Bagdad), y Iskandiriya. Según los primeros indicios, el múltiple asesinato pudo ser motivado por el sectarismo, aunque aún se desconoce aún si las víctimas eran chiíes o suníes.

Iskandiriya y Latifiya se encuentran en el llamado Triángulo de la Muerte, al sur de Bagdad, un área en la que han muerto centenares de personas, incluidos extranjeros, a manos de los insurgentes suníes. Los enfrentamientos en esta zona son habituales, ya que en ella conviven suníes y chiíes.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50