Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tornado deja al menos 10 muertos entre Tejas y México

Al menos 150 personas resultan heridas y centenares pierden sus casas

Al menos 10 personas han perdido la vida en el área fronteriza de Tejas (EEUU) con México tras el paso de un tornado, que causó 10 muertos, al menos 150 heridos e importantes destrozos en los dos lados de la frontera, según las últimas informaciones ofrecidas por las autoridades locales. En la zona se esperan nuevas tormentas peligrosas.

La parte peor se la ha llevado EE UU donde perdieron la vida siete personas que se encontraban en una casa de la pequeña localidad fronteriza de Eagle Pass. Las víctimas eran miembros de la misma familia y vivían en una casa móvil que fue levantada por el tornado y tirada al suelo. Emergencias de EE UU ha asegurado que al menos 250 personas se quedaron sin casa.

Justo al otro lado de la frontera, en la localidad mexicana de Piedras Negras murieron otras tres personas y otras 40 resultaron heridas, según las autoridades locales. Los oficiales están todavía buscando varios desaparecidos. "Unas 700 ó 800 personas están sin techo", ha afirmado el portavoz de la protección civil de Coahuila, Fernando Horta. Mientras que el director de Protección Civil de Piedras Negras, Oscar Murillo, dijo que la violenta tormenta arrancó los techos de las casas y derribo postes del tendido eléctrico.

El jefe del departamento de Bomberos de Eagle Pass, Roy Delacruz, indicó que el tornado se registró en áreas del Condado de Maverick. El Servicio Meteorológico Nacional señaló que la tormenta tocó tierra a unos cuantos kilómetros del sur de Eagle Pass a las 7.00 de la tarde hora local, las dos de la noche en España.

A más de 100 kilómetros por hora

El tornado duró aproximadamente 20 minutos y superó los 100 kilómetros por hora al tocar tierra en Eagle Pass. El fenómeno meteorológico se originó, según algunos expertos, como consecuencia de las fuertes tormentas registradas en Oklahoma y Colorado, causó inundaciones en Iowa y Nebraska y dejó abundante nieve en la zona de las Rocosas.

El Ejército mexicano puso en marcha un oplan de auxilio después de que el tornado derribara 15 torres de alta tensión en Piedras Negras y provocara el aumento del nivel de agua hasta 40 centímetros en el centro de la ciudad. No es la primera vez que esta localidad sufre los efectos de un tornado, ya que hace tres años otro fenómeno causó la muerte a 32 personas.

Como consecuencia de las fuertes tormentas, la aerolínea estadounidense American Airlines canceló unos 200 vuelos en Dallas y desvió otros 80. En Colorado, seis autobuses escolares que transportaban a unos 60 alumnos fueron sorprendidos por las tormentas y tuvieron que desviarse al sur de Denver para que los niños pasaran la noche en algunos refugios de la zona.

"Hablaré con el presidente (George W. Bush) para que podamos empezar a proporcionar fondos federales inmediatamente para ayudar a los afectados por la tormenta", ha manifestado el congresista demócrata de Tejas, Ciro Rodríguez.

El gobernador del estado de Coahuila, Humberto Moreira, ha pedido al Gobierno mexicano fondos federales y que declare como zona catastrófica a la ciudad de Piedras Negras. El gobernador ha precisado que mientras recibe una respuesta oficial, su administración ya ha destinado 20 millones de pesos (1,3 millones de euros) para la reconstrucción las viviendas dañadas por el tornado.