Bush insta al Congreso a impulsar el libre comercio con Perú

Alan García visita EE UU para desbloquear un acuerdo económico atrapado por las disputas entre republicanos y demócratas

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha instado de nuevo al Congreso de su país a aprobar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Perú, tras reunirse con el presidente del país andino, Alan García.

El mandatario peruano se ha desplazado a Washington para conseguir el apoyo de los congresistas a un acuerdo que su Gobierno impulsa desde hace meses, lo que ha sido bien acogido por Bush. "El presidente peruano está aquí para que se apruebe el TLC con Perú, y yo solicito al Congreso que vote sí", ha manifestado Bush en el Despacho Oval. El presidente estadounidense no ha señalado nada más y ha evitado las preguntas de la prensa. En cambio, en la anterior visita de García, en octubre, el inquilino de la Casa Blanca fue más efusivo y prometió trabajar con el Congreso "lo antes posible" para lograr la aprobación. Más tarde, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, señaló que EE UU estaba "absolutamente comprometido" con lograr su ratificación. Desde aquella cumbre apenas se han producido avances. El pacto con Perú, así como los alcanzados por EEUU con Colombia, Panamá y Corea del Sur, también pendientes de ratificación, están atrapados en el fuego cruzado entre republicanos y demócratas, principalmente sobre las cláusulas laborales que deben incluir los textos.

García ha destacado la importancia del pacto para su país: "El pronto acuerdo de libre comercio para nosotros es un hecho vital, fundamental para continuar el camino de crecimiento y redistribución social con justicia".

Tras visitar la Casa Blanca, García se ha reunido con el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, quien ha señalado en un comunicado que para obtener el apoyo de muchos miembros de su partido es "crucial" que los cambios que se negocian al pacto en temas laborales y ambientales, entre otros, "reflejen las preocupaciones de los demócratas". El senador ha votado contra todos los acuerdos de libre comercio que han llegado al Congreso, pero ha comunicado a García que "está abierto a estudiar más de cerca" el de Perú, según ha explicado su portavoz.

Perú no consiguió que la Legislatura dominada por los republicanos hasta diciembre diera el visto bueno al pacto, conocido oficialmente como Acuerdo de Promoción Comercial, y la nueva mayoría demócrata, instalada en enero, ha cambiado las reglas del juego. El mes pasado, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja, Charles Rangel, presentó en nombre de su partido una declaración que instaba a "enmendar" los pactos como medida indispensable para su aprobación. Rangel, con quien García se reunirá mañana, pidió que el texto obligue a los países firmantes a respetar las cinco normas básicas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): la prohibición del trabajo infantil, del trabajo esclavo y la discriminación, así como el derecho de asociación y de formar un sindicato.

Perú se ha negado a renegociar el texto y se enfrenta a una situación especialmente complicada porque su Legislativo ya ratificó el pacto y una modificación sustancial de su contenido podría obligar al Gobierno a someterlo de nuevo a voto.

Alan García y George Bush, en la reunión celebrada hoy en Washington
Alan García y George Bush, en la reunión celebrada hoy en WashingtonEFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50