Sarkozy se mantiene como favorito en los sondeos para las presidenciales francesas

A partir de medianoche queda prohibido publicar encuestas.- La primera vuelta se celebra el domingo

El candidato conservador al Elíseo, Nicolas Sarkozy, continúa como el favorito en intención de voto para la primera vuelta a las elecciones presidenciales francesas, según los tres sondeos publicados hoy a dos días de la cita con las urnas.

La socialista Ségolène Royal sigue segunda en los sondeos y se disputa el paso a la segunda vuelta con el centrista François Bayrou, quien permanece tercero en intención de voto, según las encuestas de Ipsos/Dell y de Ifop-Fiducial, mientras que en el sondeo de CSA Sarkozy y Royal acortan mucho las distancias.

Más información
Sarkozy acusa a sus rivales políticos de suplir con insultos la falta de argumentos
Ségolène Royal presenta a Zapatero como referente político en el cierre de la campaña

El ultraderechista Jean-Marie Le Pen aparece invariablemente como cuarto en los sondeos, en los que aún destaca un importante porcentaje de indecisos (13%), por lo que no se descartan sorpresas. La ley electoral francesa prohíbe la publicación de sondeos a partir de esta medianoche, cuando empieza la jornada de reflexión. Sarkozy recoge un 30% de intención de voto en Ipsos/Dell, un 28% en Ipfos-Fiducial y un 27% en CSA.

Royal tiene un 23% en Ipsos/Dell, un 22,5% en Ifop-Fiducia y un 26% en CSA, el único que la sitúa cerca de Sarkozy y la distancia de Bayrou. El líder centrista cosecha un 17% de intención de voto en CSA, un 18% en Ipsos/Dell y 20% en Ifop-Fiducial. Le Pen, quien en 2002 logró crear la sorpresa y pasar a la segunda vuelta, obtiene un 16% en CSA y un 13% en los otros dos.

Otros ocho candidatos

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En cuanto a los otros ocho candidatos sólo el ultraizquierdista Olivier Besancenot logra rozar el cinco por ciento en intención de voto, seguido de lejos por la comunista Marie-George Buffet (3%) y el soberanista de derechas Philippe de Villiers (2,5%). En esta última línea recta, los mejores colocados multiplicaron hoy sus intervenciones en los medios de comunicación.

Sarkozy se ha presentado hoy como "dique" contra lo "peor", en alusión a la extrema derecha y ha reiterado que no hará acuerdos con el Frente Nacional (FN) de Le Pen ni habrá ministros de esa tendencia en su gobierno si es elegido como el sucesor de Jacques Chirac.

"Quiero una sociedad tolerante (...) Mi Francia no es la de Le Pen porque mi Francia no es una raza, no es una etnia, ni la exclusión, ni el desprecio hacia el otro", dijo Sarkosy, quien ha arremetido contra Bayrou y, en menor medida, contra Royal.

A Bayrou le ha tachado de oportunista y de carecer de convicciones, mientras que de Royal ha dicho que le chocaban algunas de sus declaraciones, como cuando dijo que "luchará contra el gobierno talibán, que no existe desde hace cinco años" o "cuando dijo que había que sacar lecciones de la justicia china".

Críticas a Bayrou

Royal, por su parte, ha centrado sus ataques contra Bayrou, quien "está sentado sobre dos cajas", algo que "no es muy cómodo". Un cierto número de franceses no se sitúan ni a derecha ni a izquierda. Es ese el filón que ha explotado François Bayrou al tiempo que se mantiene en una especie de imprecisión", dijo.

El 59% de los franceses consideran que la campaña electoral ha sido "de mala calidad", pero le ha dado ganas de ir a votar al 60% de los entrevistados, según un sondeo de OpinionWay publicado hoy. El que mejor ha enfocado su campaña, según ese estudio, ha sido Bayrou (74%), seguido por Sarkozy (63%), Le Pen (43%) y Royal (37%).

En cuanto a los carteles electorales, el que más ha gustado por su simplicidad y su aspecto alegre ha sido el de la ecologista Dominique Voynet, seguido del de Sarkozy por su eslogan de "juntos todo es posible" y el del trostkista Besancenot por su imagen joven y natural. El cartel de Bayrou es el cuatro en la lista por su mirada directa a los ojos y el quinto es el de Royal, el único en blanco y negro.

El jefe del Gobierno español apoyó a la candidata socialista a las presidenciales francesas ante 22.000 personas.Vídeo: ATLAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS