Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición amenaza con boicotear las presidenciales de Nigeria del sábado

13 personas mueren en un ataque de un grupo islamista

Los principales partidos de la oposición de Nigeria se unieron hoy para exigir la anulación de los resultados de las elecciones regionales -celebradas el pasado sábado- que consideraron una "farsa" y pidieron que se pospongan en un fin de semana los comicios presidenciales.

En un comunicado firmado por 18 partidos -entre ellos los dos principales de la oposición- también llamaron a la población a "protestar de manera no violenta" contra los resultados electorales y hasta que se corrijan las estructuras electorales, al tiempo que solicitaron la creación de una nueva comisión electoral.

Los dos principales candidatos de la oposición, el general Muhammadu Buhari y el vicepresidente Atiku Abubakar, se sumaron a la demanda de los partidos por un "campo de juego nivelado" para todos

los candidatos y amenazaron con boicotear la votación del próximo sábado en las que se establecerá el primer traspaso de poder entre Gobiernos civiles.

La violencia e irregularidades durante los comicios del pasado 14 de abril marcaron unas elecciones que ganó el partido en el poder. Los altercados durante la campaña en los últimos meses provocaron altos índices de muertes, incluida la de 21 personas en el día de la votación y más de una decena de víctimas mortales el pasado martes cuando un hombre armado disparó contra el cuartel general de la Policía en el norte del país.

También el martes, las autoridades anunciaron un incremento en las medidas de seguridad, al tiempo que la comisión electoral aseguraba que las elecciones se celebrarán el sábado, tal y como estaba previsto, a pesar de la petición de la oposición.

Mientras tanto, hombres armados pertenecientes al grupo islamista conocido en el país como Talibán han atacado hoy una comisaría de Policía en la localidad de Kano, en el norte del país, matando a 12 agentes y a una civil, según fuentes policiales, citadas por la cadena británica BBC. Según ha explicado la portavoz de la Policía regional, Baba Mohammed, la mujer fallecida en el asalto era la esposa de uno de los agentes.

Asimismo, la Policía ha confirmado a la cadena que entre 300 y 500 personas atacaron la comisaría, algunas de ellas, iban fuertemente armadas. Por su parte, el Ejército ha sido desplegado en el lugar de los hechos y la Policía se ha encargado de evacuar y acordonar la zona. La secta talibán en Nigeria atacó hace tres años varias comisarías de Policía en la remota región del noreste del país, pero desde entonces se ha mantenido en la sombra, ajena a la luz pública.