Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Referéndum en Ecuador

Más del 80% de los ecuatorianos aprueban la reforma constitucional, según los primeros datos oficiales

Escrutado más del 52% de los votos.- Los resultados definitivos se ofrecerán en cinco días

El 81,23% de los ecuatorianos votó a favor de la instalación de una Asamblea Constituyente para elaborar una nueva Carta Magna, frente al 13,03% que ha optado por el 'No', según se desprende de los datos oficiales del referéndum celebrado ayer dados a conocer por el Tribunal Supremo Electoral, con el 52,17% de los votos escrutados.

Según los primeros datos oficiales, hasta el momento hay un 0,71% de votos en blanco y un 5,03% de votos nulos, mientras que la abstención se ha situado en cerca del 30% de los electores, en un país donde acudir a votar es obligatorio y quien no lo hace se

enfrenta a una multa.

"A lomo de mula"

El presidente del Tribunal Supremo Electoral de Ecuador, Jorge Acosta, informó horas antes de que los resultados oficiales definitivos del referéndum se ofrecerán en cinco días, ya que hay zonas del país de muy difícil acceso a las que sólo se puede llegar por vía aérea o "a lomo de mula".

Una encuesta a pie de urna apuntaba a una victoria abrumadora del 'sí' en la consulta en la que los ecuatorianos votaron si otorgar o no 'plenos poderes' a una Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna. De esta forma, el presidente, Rafael Correa, recibiría un importante respaldo a uno de sus principales proyectos políticos.

El sondeo, realizado por la firma CEDATOS-GALLUP, muestra que el 78,1 por ciento de los votantes aprueba la instalación de la Asamblea Constituyente, mientras que el 11,5 por ciento la rechaza y el 10,4 votó en blanco.

Correa, una vez conocidos los resultados de la encuesta, ha celebrado con cánticos su posible triunfo y se ha declarado "feliz porque es el triunfo de la patria, no es un triunfo del Gobierno", en declaraciones a la cadena de televisión Ecuavisa. La encuesta se ha realizado en 21 de las 22 provincias del país mediante 40.000 entrevistas que arrojan un grado de fiabilidad del 97% y un margen de error del 2%.

"Hoy se ha dado la victoria más amplia que el país recuerde: la del por el futuro y la patria ha sido aplastante. Muchas gracias, pueblo ecuatoriano", ha dicho Correa en rueda de prensa tras conocer los resultados extraoficiales de la consulta popular. "Lo que no podíamos permitir, y que jamás lo permitiremos, es que intente negarse el derecho del pueblo ecuatoriano a expresarse libremente en las urnas. Ojalá entiendan los actores políticos de este país que los conflictos políticos no se resuelven con trampas sino a través de las urnas", ha agregado.

Esperanzas de la población

Más allá de las repercusiones constitucionales, la Asamblea ha despertado las esperanzas de la población de que pueda resolver desde las recurrentes disputas políticas hasta que introduzca la cadena perpetua o que resuelva los problemas de un colegio de educación media. "Esta será la (oportunidad) definitiva para sacar al país adelante. Se viene la transformación profunda e irreversible", aseguró recientemente Rafael Correa.

Correa amenaza con expulsar al director del Banco Mundial

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha amenazado hoy con expulsar del país al representante del Banco Mundial en Ecuador si comprueba un caso de supuesto chantaje del organismo para entregar un crédito que ya había sido aprobado. Correa ha asegurado que se sigue investigando por qué el Banco Mundial retuvo 100 millones de dólares que ya habían sido otorgados a Ecuador y si se trató de una represalia por haber reformado la ley del Feirep, un fondo petrolero, cuando él era ministro de Economía, a mediados de 2005. "Expulsaremos al representante del Banco Mundial del país, porquenosotros no vamos a aceptar chantajes de nadie", ha apostillado el jefe del Estado. Correa, un economista de izquierda, crítico acérrimo del neoliberalismo, ha apuntado que su país no ha solicitado más créditos al Banco Mundial. También ha insistido en el plan de su Gobierno para pagar "los últimos 40 millones que le debemos al Fondo Monetario Internacional".

Más información